Popular Posts
Follow Us

DEPORTE Y PREVENCIÓN

Aprender a salvar vidas

Más de 80 escobarenses forman parte de la Escuela Municipal de Mini Guardavidas. Cinco de ellos, de entre 15 años y 18 años, fueron convocados a la Selección Juvenil para el Mundial de Salvamento Acuático que se realizará en Italia.

Por JAVIER RUBINSTEIN
jrubinstein@dia32.com.ar

El abanico de actividades deportivas es tan amplio y diverso que suele cobijar todo tipo de exigencias, incluso de quienes buscan experiencias poco convencionales pero con una buena dosis de adrenalina. El mar, la arena, las piletas y las pruebas de destreza son algunas de las características que reúne el Salvamento Acuático Deportivo (SAD), una disciplina que ya cuenta con un gran número de adeptos en el partido de Escobar.

El SAD consta de 23 pruebas, indoor y outdoor (en pileta y a cielo abierto). Incluyen desde correr en la arena y maniobrar una embarcación similar a un kayak hasta rescate con tabla. Maniobras que requieren de un muy buen estado físico, habilidad y fortaleza mental.

Es una de las pocas disciplinas que cumplen funciones deportivas y de prevención en las tareas de los guardavidas. Además, es reconocida por el Comité Olímpico Internacional.

El Mundial Juvenil de Salvamento Acuático 2022 se hará entre fines de septiembre y comienzos de octubre en Riccione, Italia, a orillas del mar Adriático. Uno de los países participantes es Argentina, cuya selección tiene 12 integrantes. Cinco de ellos son escobarenses.

PRUEBA EN EL MAR. La Escuela de Mini Guardavidas compitió en el Campeonato Argentino de Pinamar.

Los clasificados para esta gran aventura en Europa son: Chiara Frongia (15), Delfina Liporace (16), ambas de Ingeniero Maschwitz; Mía Lezcano (16), Josefina Reinatti (16), de Belén de Escobar; y Enzo Estrella (18), de Garín.

Cada uno tiene su especialidad y, de acuerdo a ello, será la competencia en la que se desempeñará. Reinatti se destaca en las pruebas de pileta, Lezcano en arena y pista, igual que Estrella; Liporace hará pruebas de nado y de arena y Frongia competirá en aguas abiertas y pileta.

“Tenemos posibilidades de medallas en finales B y vamos en busca de llegar a final A también. Cada uno compite de manera individual, pero suman puntos para el equipo argentino”, explica a DIA 32 la escobarense Eliana Naón (25), entrenadora de los chicos y creadora del programa municipal Mini Guardavidas.

A fines de marzo, 26 alumnos de la Escuela de Mini Guardavidas fueron a competir al Nacional de pruebas de playa, en Pinamar. “Volvimos con un montón de medallas y muy buenos tiempos. A los pocos días me llamaron para avisarme que siete de ellos estaban preseleccionados para la Selección”, comenta. Tras una concentración, cinco quedaron en el plantel celeste y blanco.

MUNDIALISTAS. Josefina Reinatti, Enzo Estrella, Chiara Frongia, Mía Lezcano, Delfina Liporace y Eliana Naón.

Motivación y compromiso

Esta disciplina acuática arrancó en Escobar hace dos veranos, con la idea de que los chicos de entre 14 y 17 años puedan practicar algo que los entretenga, enseñe y les sea útil para sus vidas.

“Escobar tiene muchos espejos de agua, está el Paraná, el río Luján, hay lagos, por eso creímos importante implementarlo. La recepción fue espectacular, arrancamos con más de 100 inscriptos y muchos siguen en esto todo el año, no solo en verano. Están muy motivados”, sostiene Naón, que en la actualidad maneja un grupo de 80 adolescentes.

La entrenadora patentó el proyecto bajo el nombre Mini Guardavidas en la Municipalidad de Escobar y en ese marco surgió el proyecto de formar el equipo de Salvamento Acuático Deportivo. Todo avalado por el Equipo Profesional de Salvamento Acuático (EPSA), una asociación civil sin fines de lucro cuyo objetivo es el ahogamiento cero.

“A mí me convocaron como entrenadora para acompañar este proceso selectivo, ayudando al técnico de la selección juvenil”, comenta feliz Naón, expectante por el viaje y la experiencia que tanto ella como sus alumnos vivirán en Italia.

Escobar es el único lugar donde la actividad es gratuita, no existe algo así en todo el país. “En verano lo hacemos en cinco piletas del distrito, en simultáneo. En invierno damos el curso en el polideportivo de Escobar y usamos la pileta del Club Sportivo, que amablemente nos la presta. Quiero destacar el trabajo de los profesores Lautaro Lezcano y Gabriel Aguilar, que están conmigo en este proyecto y ayudan en la formación de los chicos”, señala la profe.

Es importante aclarar que el programa no es una escuela de guardavidas sino un equipo de salvamento acuático, porque los integrantes son menores de edad. “Es un deporte. Los chicos están muy motivados, a muchos les cambió la vida y sé que muchos el día de mañana van a ser colegas guardavidas. Lo dicen y yo los veo, esto es una pasión”, enfatiza.

Una nueva disciplina que viene siendo muy elegida en Escobar, con la fuerza de los jóvenes y sus ganas de ir siempre por algo más. 

ALEGRÍA GRUPAL. Los escobarenses lograron varias medallas en Pinamar. Cinco de ellos clasificaron a Italia.

La difícil tarea de recaudar fondos

Para poder solventar los enormes gastos de los vuelos y la estadía en Italia, el equipo escobarense necesita recaudar fondos de manera urgente y abundante. Por eso, los chicos y sus familias están llevando a cabo todo tipo de acciones.

“Hacemos venta de empanadas fritas, por encargue, pusimos un stand en una actividad de rollers que se hizo en Garín, vendiendo bizcochuelos y frutos secos. La idea es recaudar dinero y así poder hacer una rifa”, señala la entrenadora.

“También estamos charlando con la Municipalidad para ver si podemos hacer un baile en el microestadio de Garín y poder seguir recaudando fondos. Se necesita mucha plata, sabemos que el municipio colaborará con algo, pero no con cuánto y nos estamos moviendo bastante”.

Para quienes deseen ayudar, el Instagram del equipo es @mini.guardavidasmuni. Desde allí informan cada actividad y también reciben colaboraciones para esta noble causa.

Notas relacionadas