Popular Posts
Follow Us

ESCOBAR SOSTENIBLE

La onda verde

En plena crisis por la pandemia, el Municipio impulsa una batería de acciones y propuestas tendientes al cuidado del medioambiente y la naturaleza. Desde huertas orgánicas hasta un polo productivo agroecológico en Loma Verde.

Por ALEJO PORJOLOVSKY
aporjolovsky@dia32.com.ar

Hasta hace algunos años, hablar de un Escobar sostenible era lo más parecido a una utopía. El reciclaje era una idea que aún no había penetrado en la ciudadanía y el Municipio no acompañaba casi ninguna iniciativa tendiente al cuidado del medioambiente. Por el contrario, a fines de los ‘90 -pleno auge del pattismo- se permitió la instalación de un enorme relleno sanitario sobre la ruta 25, camino al Paraná de las Palmas, donde una empresa -Transportes Olivos- traía y recibía residuos de otros distritos. Sí, la zona ribeñera era el basurero de una parte del Conurbano.

Muchos vecinos seguramente recuerden el olor pestilente que les daba la bienvenida poco antes de arribar a la costanera. Esa podredumbre también se sentía seguido en El Cazador y barrios aledaños y más de una vez, de acuerdo al viento, llegó hasta el centro de Belén de Escobar. De hecho, la presión social tuvo mucho que ver en el cierre y la posterior clausura de aquel basural, en 2008.

Doce años después, la utopía no se transformó en realidad, pero el panorama dio un giro de 180 grados o, al menos, va encaminado en esa dirección. Por primera vez, el Ejecutivo local impulsa una gran cantidad de medidas que apuntan a la concientización, el cuidado de la naturaleza y el consumo responsable.

Con el coronavirus aun siendo noticia y llevándose gran parte de los recursos económicos del Municipio, el intendente Ariel Sujarchuk instaló su agenda verde en la sociedad. Son un conjunto de iniciativas que comprometen un presupuesto mínimo -o, al menos, no tan abultado- y tienen un alcance muy amplio.

Los proyectos van desde cosas simples como la entrega de semillas, la restricción a la venta de bolsas plásticas y la prohibición de entregar sorbetes en comercios, hasta cuestiones más complejas como un plan de forestación, la separación de residuos en origen y la creación de un polo de producción agroecológica.

“Si hay algo que nos enseña esta pandemia es que tenemos que cuidar el planeta y reafirmar el compromiso con el desarrollo sostenible”, había afirmado el jefe comunal en abril, acompañado por el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, en la segunda de las cuatro visitas que el funcionario realizó al distrito en lo que va del año.

Paradójicamente, quien declama este aprendizaje es la misma persona que en la campaña electoral de 2015 inundó de afiches las paredes de todas las localidades, gastando el equivalente en papel a cientos de árboles. Pero los tiempos cambian y hoy Sujarchuk es el primer intendente en tomar la posta en relación a la necesidad de un cambio de cara al futuro.

Mientras el Covid-19 sigue en las portadas de los principales medios, la ola verde inunda a Escobar.

Producción sustentable

Dentro de la batería de proyectos presentados por el Intendente, hay uno que es el buque insignia: la creación de un polo de producción e innovación agroecológica en Loma Verde. Se trata de un espacio de 20 hectáreas, lindero al parque industrial de la localidad, en el que se pretende nuclear la producción sustentable de Escobar y alrededores.

La idea original incluye un mercado mayorista y uno minorista para abastecer regionalmente y al resto del país, con salida a la autopista Panamericana y una futura estación de tren. También se prevé dotarlo de un área gastronómica y un espacio interdisciplinario con un centro de convenciones, salas de reuniones, aulas para capacitaciones y laboratorios.

En el mismo predio está contemplada la construcción de un Centro de Promoción para la Reconversión Agroecológica, con apoyo científico tecnológico para horticultores y floricultores. Todos los edificios serán construidos con tecnología amigable con el ambiente, abastecidos por energía solar y tendrán techos verdes.

Las tierras que se utilizarán para este ambicioso plan fueron entregadas al Municipio por la colectividad taiwanesa para saldar un litigio de antigua data por una superficie fiscal de 104 mil metros cuadrados que en 1998 adquirió el magnate asiático Chang Yung-fa, CEO de Evergreen -la quinta empresa naviera más grande del mundo-, quien falleció en 2016.

Según estimaciones oficiales, el valor de estas veinte hectáreas rondaría los 15 millones de dólares.

“Hoy sería un gran recurso económico venderle esas tierras al parque industrial que está al lado y en algún momento se vendió a bajo precio. Pero queremos que queden en manos de Escobar para generar más trabajo, economía circular, sustentable y productos orgánicos que cuiden la salud de nuestros vecinos”, sostuvo Sujarchuk.

previous arrow
next arrow
PlayPause
Slider

Propuestas y desafíos

Mientras el grueso de la comunidad se encontraba aislada por la pandemia, el gobierno municipal detectó el momento propicio para instalar una agenda de políticas verdes inédita y que puede ser el primer paso de cara a un distrito más amigable con el medioambiente.

A través de las redes sociales, el programa municipal Escobar Sostenible empezó a difundir tutoriales e iniciativas hogareñas. Un ejemplo son las ecobotellas: una forma novedosa de reciclaje de plásticos de un solo uso en botellas del mismo material, que pueden ser reutilizadas para fabricar muebles.

Este tipo de contenidos tuvieron una gran aceptación por parte de los vecinos que, imposibilitados de llevar su vida normal y con más tiempo del habitual en sus casas, se sumaron a la propuesta.

También se “viralizó” el desarrollo de huertas orgánicas, de la mano de la entrega de semillas con las boletas de las tasas municipales. Además, se entregaron composteras a los contribuyentes que adhieran al débito automático para pagar la tasa de servicios generales. Un estímulo en dos direcciones, que tuvo efecto.

En el medio, el Intendente envió al Concejo Deliberante varios proyectos de ordenanza que van de la mano con esta agenda ecofriendly: un plan de ordenamiento territorial, la separación de residuos en origen, la restricción a la venta y uso de bolsas plásticas y sorbetes, un programa de arbolado público urbano, la gestión del aceite vegetal, el tratamiento de los neumáticos usados y la promoción de los derechos del peatón.

También se creó una comisión mixta sobre el desarrollo sostenible, conformada por concejales de diferentes bloques y funcionarios municipales.

El Legislativo realizará en breve una sesión especial en la que se tratarán varios de estos proyectos. Algo que ya se hizo en otros municipios del país, pero que será inédito en los 60 años de historia del partido de Escobar.

Por otra parte, el Municipio también impulsa la creación de una huerta de tres hectáreas en la que se producirán frutas y verduras que serán comercializadas a precios populares. Al mismo tiempo, lanzó un programa de protectores ambientales para sumar a vecinos que estén interesados en la temática y quieran aportar ideas.

Según las Naciones Unidas, más de la mitad de la población del mundo -3.500 millones de personas- vive actualmente en ciudades. Para 2050 este valor rondará cerca del 70% de la población mundial. Si bien las urbes ocupan apenas 3% de la superficie del planeta, su adecuada gestión es clave para el desarrollo sostenible, ya que representan entre 60% y 80% del consumo de energía y 75% de las emisiones de carbono.

En Escobar se están dando los primeros pasos en materia de cuidado de medioambiente y sostenibilidad. Aún es pronto para hacer pronósticos, pero todo apunta a que, al fin, está la voluntad política para producir un cambio favorable. Este es el único planeta que tenemos y necesita de la ayuda de quienes lo habitamos.

ARIEL SUJARCHUK

“Tenemos que generar una cultura sostenible”

A través de charlas virtuales, publicaciones en redes sociales y anuncios oficiales, el intendente se involucró de lleno en el impulso de la agenda verde. “Estamos proponiendo un pacto de sustentabilidad”, afirmó.

El programa Escobar Sostenible cuenta con una fuerte presencia en las redes sociales. Desde su página de Facebook y su cuenta de Instagram se difunden las iniciativas municipales y se brindan tutoriales para armar ecobotellas, separar residuos o crear una huerta orgánica en casa.

La cara visible de este proyecto es la modelo y periodista Josefina Pouso, radicada en Ingeniero Maschwitz, quien periódicamente participa con entrevistas a especialistas y difundiendo diferentes actividades. El jueves 17 realizó un vivo en Instagram junto al intendente Ariel Sujarchuk, donde hablaron de los desafíos y propuestas de Escobar Sostenible.

“Todo esto viene de un pacto de sustentabilidad que propusimos en 2018, en la Apertura de Sesiones del Concejo Deliberante. En aquel entonces, decíamos que más que poner nuestro nombre, teníamos que poner el de nuestros hijos, nietos, sobrinos y ahijados”, afirmó el jefe comunal.

“Este pacto no reviste una importancia solamente coyuntural o momentánea, sino trascendental. Sobre todo, para futuras generaciones. Un día hay que empezar y para nosotros ya empezó”, agregó.

En la transmisión, que se extendió por casi una hora, el mandatario detalló los proyectos que se están desarrollando y adelantó algunos que se encuentran en gestación, como la creación de una huerta municipal en Maquinista Savio. “Vamos a producir muchísimos alimentos orgánicos y saludables, a generar trabajo y buenos precios”, adelantó.

“Entre todos tenemos que generar una cultura sostenible. Queremos industrias, pero que no contaminen; queremos urbanización con respeto a la naturaleza, queremos preservar nuestros humedales y que cuando haya que generar una actividad urbana que modifique, que haya una compensación ambiental muy superior”.

“Si uno compra un mueble usado lo está reutilizando, le da un nuevo ciclo. Si lo tira a un volquete, lo está desechando. En algún momento hay un grado de desecho. Apuntamos a que ese grado sea menor y que el grado de reciclar, de entrar a un nuevo ciclo, sea el mayor posible. Tenemos el enorme desafío y la responsabilidad de cuidar el ambiente. Hagámoslo todos juntos”, concluyó Sujarchuk, metido de lleno en la onda verde.

Notas relacionadas