Popular Posts
Follow Us

STONCOR

Una empresa de Garín líder en revestimientos de alta exigencia

Desde su planta en el parque Oks, exporta a varios países sudamericanos una amplia gama de productos para la industria. Su fuerte incluye recubrimientos para protección de instalaciones e infraestructura, pisos de alta prestación y rejas de PRFV.

Por FLORENCIA ALVAREZ
falvarez@dia32.com.ar

Entre las más de cincuenta empresas que pueblan el parque industrial Oks, en Garín, se encuentra Stoncor South Cone SA, de la multinacional norteamericana RPM Performance Coatings, que tiene más de 120 fábricas de productos químicos alrededor del mundo.

Stoncor se dedica a producir una amplia gama de recubrimientos anticorrosivos y de protección pasiva contra fuego, pisos monolíticos de alto rendimiento, rejillas, escalones, escaleras y barandas en plástico reforzado con fibra de vidrio. También hacen impermeabilización de losas, juntas de dilatación para puentes y estacionamientos, reparaciones de hormigón, adhesivos estructurales e impermeabilizaciones.

Su fuerte son las pinturas. Pero no se trata de tintas comunes y corrientes, como las que se utilizan para pintar una casa, sino de aquellas que se necesitan para proteger instalaciones industriales que actúan bajo condiciones extremas. Desde una chimenea que soporta temperaturas altísimas durante las 24 horas o un tanque de petróleo, hasta una compuerta de represa que está bajo agua eternamente o un caño de un oleoducto.

Originalmente era una empresa nacional llamada Multicor, que operaba desde una planta en San Martín, provincia de Buenos Aires, y a fines de la década del ‘90 fue comprada por RPM. Bajo el nuevo nombre de Stoncor SCSA y con varias marcas bajo su paraguas, en 1999 se radicó en Garín.

Planta de Stoncor en Garín vista desde el aire

PLANTA INDUSTRIAL. Stoncor está desde 1999 en la esquina de Picton y Einstein, en el parque Oks de Garín.

Al año siguiente las instalaciones ya estaban listas para comenzar a producir. Hoy cuenta con una planta de 10.000 m2, de los cuales 6.000 son cubiertos. Tiene 52 empleados y desde allí exporta a Chile, Uruguay, Paraguay, Perú, Bolivia y Brasil.

Desde enero de 2000, el ingeniero civil Ricardo Azpiroz (60) es el vicepresidente de Stoncor en Argentina, con responsabilidades sobre las áreas técnicas y operativas de la compañía. Radicado en Manuel Alberti, partido de Pilar, se inició en la actividad privada con trabajos de mantenimiento de edificios y siguió en una constructora especializada en hormigón premoldeado, donde hacían piezas y montaje de grandes naves. Al recibirse trabajó como calculista en una oficina de ingeniería y a mediados de los 80 incursionó en la industria de recubrimientos anticorrosivos, ocupando áreas técnicas.

Azpiroz señala que más del 90% de los productos que utilizan en Stoncor se fabrican en el país, pero que la mitad de las materias primas vienen de afuera. “Las pinturas tienen cuatro componentes: resinas y aditivos, que en nuestro segmento son mayormente importados; solventes, que son locales entre el 50 y 60%; y las cargas minerales, que en gran proporción son locales. En volumen puede estimarse 50/50, pero en términos monetarios la incidencia de materia prima importada puede subir sensiblemente, representando cerca del 80% del costo de los insumos.

Ricardo Azpiroz CEO de Stoncor

RICARDO ASPIROZ. Es ingeniero civil y vicepresidente de Stoncor en Argentina desde hace veintidós años.

-¿Cómo trabajan ahora teniendo en cuenta las restricciones a las importaciones y la falta de dólares?
-Como nosotros atendemos proyectos grandes, necesitamos obligatoriamente tener un stock de productos para atender distintas necesidades. Si es un proyecto minero, vamos a necesitar algo distinto que si es petroquímico. Lo mismo si trabajaremos en una represa o en una central nuclear. Uno no sabe con qué proyecto se va a encontrar, pero sí sabemos que cada uno necesitará una materia prima específica. Esto nos obliga a un gran esfuerzo logístico, sobre más de 600 materias primas.

En la situación actual, con mucho esfuerzo logramos mantener un razonable equilibrio entre abastecimiento y producción. Aunque los procesos de abastecimiento se han alargado, mantenemos el stock normal. Lo que sí pasa es que nos contactan nuevos clientes que no están encontrando respuesta en un competidor. Ya sea por dificultades en las entregas o por variación de precios, encontramos que los clientes buscan otras opciones.

-¿Eso es un beneficio para ustedes?
-En parte sí y en parte no. Quedarnos sin insumos para atender oportunidades que seguramente sean pasajeras y dejar de lado a los clientes que tienen cierta regularidad de consumo no es una buena estrategia.

-¿Cuál es la dificultad más habitual que suele enfrentar una empresa de su rubro?
-La financiación del cliente. Nosotros compramos materias primas bajo condiciones comerciales muy exigentes, mientras que el cliente, todo lo contrario, necesita financiación. Nuestros productos generalmente se utilizan al final de la obra, son costos importantes, por lo que requiere de mucha financiación. Por eso tenemos una ventana enorme entre el momento que compramos la materia prima y el que cobramos por el producto terminado. Dejando de lado situaciones de coyuntura, esa es la mayor complicación.

a1
b1
c1
d1
e1
f1
g1
Untitled
i1
l1
m1
n1
o1
p1
q1
r1
s1
PlayPause
previous arrow
next arrow

-Más allá de esta coyuntura, que es bastante especial a nivel economía, ustedes llevan años en el mercado, ¿cómo manejan la financiación al cliente?
-Tenemos siempre un buen flujo de stock, algo que es clave para atender las necesidades de corrimiento de cobranza. Es decir que con inventario financiamos a nuestros clientes. Necesitamos distintas materias primas que vienen de distintas fuentes; lo que hacemos es importar directamente de productores de materias primas, planificando y optimizando embarques.

Tenemos más de 200 proveedores. El ingreso lo programamos de manera tal de asegurarnos un stock que nos asegure un flujo de seis meses. Eso nos permite financiar al cliente o atender sus dificultades. Si el cliente no tiene dificultades, la cadena se cumple y no hay problemas. El problema está cuando se incumplen los plazos. Esos casos terminan afectando el nivel de inventario, lo que resulta un riesgo para el normal desarrollo de la actividad.

-¿Qué estrategias medioambientales aplican siendo una empresa que fabrica productos químicos?
-La empresa tiene un sistema de gestión, tanto en materia de seguridad e higiene como ambiental, que responde a exigencias internacionales. Todos los integrantes de Stoncor participamos y compartimos la responsabilidad de llevar adelante una actividad segura y con el menor impacto ambiental posible.

Hacemos clasificación y reducción de residuos. Contamos con una planta moderna, que tiene instalaciones diseñadas contra riesgos propios del manejo de inflamables. Desde el diseño del producto tratamos de que nuestras pinturas tengan la menor cantidad de solventes posible, reduciendo así el impacto hacia la atmósfera.

También tratamos de incluir en nuestro portfolio productos libres de solventes. A nivel de packaging trabajamos con una visión de sustentabilidad, buscando lograr la reducción de desperdicios. La utilización de productos de alta performance brinda un óptimo grado de protección sobre instalaciones y equipos industriales, garantizando su integridad en ciclos de vida prolongados. Esto representa una mayor eficiencia operativa y una extensión en la vida útil de los equipos.

a2
b2
c2
d2
e2
f2
g2
h2
PlayPause
previous arrow
next arrow

-Usted, además, es vicepresidente de la Unión Industrial de Escobar, ¿cuáles son los principales proyectos en los que están trabajando actualmente?
-Tenemos varias líneas de acción, una es la vinculación con el corredor norte. Escobar es cabecera del Conurbano y estamos haciendo vinculación con Campana, Zárate y Tigre, de manera de vincularnos con otras industrias de la zona y fomentar una relación comercial e industrial. Hay muchos temas en común de logística, aprovisionamiento, temas ambientales… El corredor norte nos da un gran impulso. Hay muchas actividades que no se pueden hacer solo a escala local y la colaboración de otros municipios ayuda mucho.

A nivel local, de la mano con el Municipio, estamos trabajando en la promoción de exportaciones. Y lo más importante es un proyecto que tiene que ver con la educación, donde los alumnos de escuelas técnicas participan de un programa de visitas a las industrias para tomar contacto con esa realidad productiva. Además de vivir la experiencia en primera persona, establecen vínculos para pasantías o de inserción laboral.

Marcas de Stoncor en Argentina

Notas relacionadas