Popular Posts
Follow Us

EL PICO DE LA VIUDA

Diversión comprometida

Más que una banda, es una selección de músicos que se embanderan, en igual porcentaje, en la diversión y el compromiso social a través de sus canciones y de una mixtura donde caben desde el ska y el reggae hasta el canbombe y el western.

Por MARTIN POZZO
Director de revista La Negra

Desde 2008, El Pico de la Viuda recorre los escenarios de la provincia de Buenos Aires compartiendo cartel con bandas y músicos tan disímiles como Karamelo Santo, Los Tekis y La Zurda, entre otros, además de haber participado en festivales como “Rock por Tartagal” y “Rock al sol”.

Como un equipo de fútbol, el grupo tiene once integrantes: Ángel Garcé (voz líder, charango, guitarra acústica), Horacio González (voces, coros, percusión), Pablo Rodríguez (teclas, voces), Gabriel Galván (batería, coros), Matías Villacorta (bajo), Federico Aguirre (guitarra), Sebastián Ormaechea (guitarra), Nicolás Cudemo (trompeta), Pablo Quiben (trompeta), Damián Olivanti (trombón) y Yoni Krein (saxo tenor).

“La banda se formó para el casamiento de Ángel y como pegamos buena onda decidimos seguir. Tocamos en boliches de la zona y con escenario y sonido gigante ante 7.000 personas”, recuerda Pablo entrre algunos logros.

La “falta de contaminación de estilos y modas” permitió al combo definir mejor sus intenciones y objetivos. Con letras claras que abordan problemáticas sociales como el hambre, la inanición, la ecología, los agro tóxicos, el síndrome de down, los chicos de la calle, los políticos y la masacre de Cromañón. Y sin dejar de mencionar los temas divertidos que también  forman parte de su repertorio.

“La temática de la banda es el compromiso social, es querer expresar lo que la gente común no puede porque no tiene oportunidad de tener un micrófono y hablar delante de mucha gente, porque no tiene los medios, ni materiales, ni la preparación para hacerlo. Dicho esto en el mejor sentido, porque un tipo cualquiera de la calle, que sale de trabajar de noche, que se levantó de noche, en invierno, cagado de frío, probablemente tenga muchas cosas que reprocharle a la vida, pero nos parece muy probable que no pueda hacerlo, y seguro que si le das la oportunidad no pueda expresar todo lo que quisiera”, afirma Ángel sobre el costado crítico del grupo.

Entre los meses de marzo y agosto de 2010 grabaron su primera producción independiente: “El Pico de la Viuda”, en el Centro de Arte Popular y Contempóraneo IntegrARTE, bajo la producción artística de Sebastián Ormaechea (Peón x Rey, Los Subversivos, Radio Kapital y otras) y la masterización de Michel Malbranc (Roxana Amed). El arte, diseño y fotografía tuvo a Mariano Casado como responsable. El disco cuenta con diez temas de propia autoría.

“Empezamos a grabar un demo y terminamos grabando un disco. Se dio así, la experiencia fue maravillosa. La verdad es que quedaron muchos amigos y músicos en el camino, algunos porque no entendieron el mensaje, otros por afinidad y otros porque no pudieron con el metrónomo. Hicimos muchos amigos durante la grabación, gente que vino de onda, grabó, que no figura en el disco porque ya habíamos mandado a imprimir”, concreta Ángel sobre la práctica de grabación.

Ska, reggae, rocksteady, candombe, western, carnavalito y murga se combinan en El Pico de la Viuda de una manera creativa para lograr una identidad que no reconoce influencias puntuales. “Nos autodefinimos como una banda de rock que no toca rock. Tocamos lo que nos sale y como nos sale, casi que no tenemos influencia porque somos muchos y de distinto palo”, dice Pablo.

Compromiso, capacidad y conocimiento se convirtieron en los pilares fundamentales de esta numerosa agrupación, que promete seguir creciendo en el camino del arte y la cultura musical. “Tenemos un objetivo claro: tocamos porque queremos decir lo que nos preocupa y podemos ver. Si no lo decimos dejamos ojos cerrados, que nunca van a ver, y mucho menos se van a dar cuenta de que casi todo es una farsa: detrás de muchos políticos siempre hay una gran mentira, detrás de muchas obras públicas siempre hay un gran fraude, detrás de muchas bandas siempre hay algún productor que no repara en el arte, en el mensaje, ni en la expresión”, avizora Pablo, serio.

Próxima fecha

El viernes 26 de agosto, a las 21, El Pico de la Viuda estará tocando en el teatro Lope de Vega: Pedro Lagrave 725, Pilar. Una buena oportunidad para que quienes no los vieron aún, puedan conocerlos.

Notas relacionadas