Popular Posts
Follow Us

RUBÉN GONZÁLEZ

“Cada edad tiene su encanto”

Con 71 años recién cumplidos y 44 de trayectoria profesional, por su consultorio pasaron generaciones enteras de escobarenses. Además, se mantiene en excelente estado jugando al tenis, su otra pasión.

Por JAVIER RUBINSTEIN
jrubinstein@dia32.com.ar

1-¿Cuántos años llevás de médico?
-44, me recibí el 22 de diciembre de 1976. Terminé la carrera en seis años, fue una experiencia inolvidable.

2-¿Dónde estudiaste?
-En la Universidad de La Plata, con dos amigos: Carlos Guevara (pediatra) y Julio Nastasía (farmacéutico). Vivíamos en una pensión y teníamos el comedor universitario.

3-¿Siempre soñaste con esta profesión?
-La idea era ser psiquiatra de niños y adolescentes, me fascinaba interpretar esa etapa de la vida. Salí primero en el concurso para hacer la carrera, pero estaban los militares, había problemas. Me asusté y volví a Escobar recibido de médico.

4-¿Tenías antecedentes de familiares en la medicina?
-No, mi papá era almacenero. Estudié porque era muy inquieto y en una fábrica no quería estar. Estudiaba desde las 6 de la mañana hasta las 10 de la noche.

5-¿A qué colegios fuiste en Escobar?
-La primaria la hice en la Escuela 2 y el secundario lo empecé en el San Vicente, pero repetí cuarto año y terminé en el Belgrano. Hasta los 23, que empecé la universidad, me tomé un tiempo sabático.

6-¿Cuándo empezaste a trabajar como médico?
-Lo que hice fue raro y hoy no lo recomiendo: empecé en mi pueblo. Si me iba mal me quemaba, me tenía que cortar las venas… Abrí un consultorio propio, en mi casa de avenida San Martín 20, y me fue muy bien. En el primer año ya se llenaba, como pasa hasta el día de hoy, casi por demás.

7-¿A qué lo atribuís?
-A que soy de Escobar. Entre los escobarenses nos tenemos mucho cariño, nos conocemos todos y eso influyó siempre. La gente me tiene confianza porque sabe que no va a un extraño.

8-¿Cuál es tu especialidad?
-Clínica y vejez. De joven iba al Hospital Durán y me empezó a tirar la geriatría, hablaba con los mejores especialistas y ahí mismo estudié envejecimiento. También estudié en el Hospital Militar y daba los exámenes en el Hospital de Clínicas.

9-¿Qué rango de pacientes atendés?
-Atiendo más clínica que geriatría. Soy médico de OSDE, Galeno, IOMA… todas las obras sociales. Y también de PAMI, como geriatra y gerontólogo. Atiendo a cualquiera que me necesite.

10-¿Cuántas personas pasan por tu consultorio en un día?
-Entre 30 y 40. Trabajo mañana y tarde, muchas horas.

11-¿Viste pasar varias generaciones?
-Sí. He atendido abuelos, papás, hijos y hasta nietos de una misma familia. Muchas enfermedades están formadas por lo que se llama mandato familiar, donde, por ejemplo, una decisión que tomó tu bisabuelo la somatizás vos en algo. Es una evolución genética, por eso me gusta atender familias enteras.

12-¿En qué aspectos evolucionó la medicina?
-Hoy se hace una resonancia magnética y listo. Hay ecografías, resonancias, te estudian hasta los pensamientos. Antes para hacer un diagnóstico había que palpar, percutir y auscultar, nos llevaba una hora ver qué tenía alguien.

13-Con la cuarentena, ¿bajó la cantidad de gente que atendés?
-Viene menos gente, pero igual la atención ahora es sin contacto físico. No puedo revisar porque soy persona de riesgo, médico y con 71 años. Pero sigo recibiendo consultas, estudios y recetando.

14-Yendo a otra pasión tuya, ¿cuándo empezaste a jugar al tenis?
-Arranqué con Camilo Lamaletto, me invitó una vez y no dejé nunca más. Yo tenía 25 años, jugaba al fútbol y me enganché con el tenis en Independiente. Me atrapó mal, casi en forma adictiva.

15-¿Sos buen tenista?
-Sí, actualmente estoy 7° en el ranking nacional de veteranos de más de 65 años. Antes de la pandemia salí campeón en el club Vilas Racket, en Capital. Y el año pasado fui subcampeón en un Nacional de Rosario.

16-¿Cuál es el secreto para lucir tan bien físicamente?
-Me cuido mucho con las comidas. Se lo digo a los pacientes también: comer bien es fundamental. Todas las enfermedades se pueden prevenir con la alimentación. Hay que comer frutas, verduras, pescado, pollo, carne y dejar las galletitas, las facturas, las pizzas y las empanadas.

17-¿Cuál es el principal rasgo de tu carácter?
-Soy jovial, divertido y respetuoso.

18-Cuando te mirás al espejo, ¿estás conforme con lo que ves?
-Sí con mi figura, no tanto con mi cara (risas).

19-¿Qué harías si supieras que mañana es el último día de tu vida?
-Estaría con mi familia.

20-Si tuvieras que irte a vivir a otro país, ¿cuál sería?
-España, me gustaría ir a Madrid.

21-¿A qué le tenés miedo?
-A las injusticias.

22-¿Algún talento oculto?
-Hago jueguitos con la pelota y malabares con pelotitas.

23-¿Idolos?
-En fútbol Maradona y Messi, en tenis Vilas y en automovilismo Reutemann.

24-¿Equipo de fútbol?
-Boca Juniors.

25-¿El hecho histórico que más te marcó?
-La época de los militares, cuando estaba en la universidad. La pasamos mal, todavía sueño con eso. Varias veces entraron a nuestra pensión.

26-¿Te gusta o te molesta cumplir años?
-Me gusta, cada edad tiene su encanto. Llegar a los 70 jugando tenis es hermoso. Tengo una familia y estoy bien de salud. ¿Qué más?

27-¿Qué opinás de despenalizar el aborto?
-Es algo conflictivo. Me preocupa quitar una vida y a la vez me da pena dejar chicas sin ayuda porque no pueden hacer un aborto clandestino por su situación económica. No estoy ni a favor ni en contra, entiendo los dos lados.

28-¿A qué te hubiera gustado dedicarte de no haber sido médico?
-Futbolista. Vivía al lado de la cancha de Boca del Tigre y jugaba todo el día.

29-¿Un talento que te gustaría tener?
-Ser más creativo.

30-¿Algo positivo que te haya dejado la pandemia?
-Aprender a manejar la comunicación con mis pacientes de manera virtual. Me puse práctico en eso.

31-¿Cómo ves a Escobar?
-Me gusta como está, me siento cómodo.

32-¿Cómo te gustaría que te recuerden?
-Como alguien honesto que siguió sus principios, como el doctor del pueblo.

 

FICHA PERSONAL

Un médico como los de antes

Rubén González nació en Belén de Escobar el 12 de septiembre de 1949. Es hijo de Raúl González y Elsa Cejas y hermano de María Inés, docente jubilada. Está separado y tiene dos hijos de diferentes relaciones: Hernán (38) y Bautista (7). Nunca tuvo cargos públicos, aunque confiesa que en los ´90 lo tentaron para ser candidato a intendente. “Lo pensé, les hice un asado en mi quinta y les dije que no. No tengo personalidad para eso”, sostiene. Amable, sincero y empático, un médico como los de antes.

Notas relacionadas