Popular Posts
Follow Us

TERRA AVSTRALIS EN MASCHWITZ

Como en la Edad Media

Durante tres días, el parque Papa Francisco se transportó al medioevo con una feria temática que sorprendió con diversas propuestas. Desde combates en vivo y trajes típicos hasta concursos de barba, fogones y tiendas de campaña.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por FLORENCIA ALVAREZ
falvarez@dia32.com.ar

El sonido de las espadas chocando contra las armaduras se escuchaba desde lejos; allá atrás, entre los árboles del sector más boscoso del parque Papa Francisco. Resaltaba incluso sobre los suaves ritmos tocados con instrumentos de cuerda y viento. Los puestos de los feriantes estaban armados en un gran círculo desparejo, decorados con ornamentaciones típicas de la Edad Medieval, entre fogones con calderos y tiendas de campaña. Los vendedores y expositores ataviados con túnicas, calzas, pieles, camisolas, mantos, botas o zuecos invitaban a entrar a un mundo de fantasía donde bien podría haber estado el rey Arturo o el mago Merlín.

Durante el feriado larguísimo de julio, del sábado 6 al lunes 8, se realizó en Ingeniero Maschwitz la segunda edición de la Feria Medieval Terra Avstralis. Una puesta en escena mágica a la que asistieron cientos de vecinos de todas las edades, a pesar de la ola de frío polar.

El interés y la curiosidad por descubrir todo lo relacionado al mundo medieval movilizó a grandes y chicos hasta el parque de la calle El Dorado. Porque ya no basta con ver películas o series como Vikingos, Camelot, Game of Thrones o The Last Kingdom, entre tantas otras. A los amantes del género les gusta vivir las experiencias, presenciar las batallas a pocos metros de distancia y sacarse fotos con los luchadores.

Marcos Villani y Gunnar Gunthwulf son los mentores de esta sensacional propuesta. Hace años que organizan Valherjes, una asociación que se divide en dos grupos. Por un lado, Arimanni que recrea todos los aspectos posibles de la cultura del pueblo lombardo entre los años 568 y 774, como réplicas de hallazgos de armas, armaduras, vestimenta, joyería y utensilios de todo tipo. Por el otro, Bohurt, que se encarga de la parte de combate medieval, donde entrenan luchadores que ya han participado en varios torneos nacionales e internacionales.

Inmersos en este mundo desde siempre y sin trabajo fijo, Villani y Gunthwulf  decidieron armar Terra Avstralis, un evento que por ahora solo se realizó en Maschwitz, aunque están en la búsqueda de otros sitios.

previous arrow
next arrow
PlayPause
Slider

Sin dudas, uno de los segmentos más atractivos del espectáculo son los combates medievales, que se realizan en un sector vallado con luchadores recreando aquellas antiguas batallas.

“Es un deporte de contacto real, no es actuado”, advierte Villani. “Tiene una parte individual, que son los duelos, donde se combate por tiempo y puntos, y otra de combate grupal, cuyo objetivo es derribar a todo el equipo contrario, ahí se utilizan varias técnicas”, le cuenta a DIA 32.

Las armas que se utilizan no tienen filo y las armaduras son representaciones de las históricas, pero con la seguridad pertinente, ya que los golpes son de verdad y pueden doler.

Entre los feriantes, vestidos de época, se encuentran Pablo Dantona y Luis Baratto. Son los fabricantes de la cerveza artesanal Birra Padua. Cuentan que, de chicos, más que soñar con ser astronautas deseaban ser caballeros medievales y vivir en aquel período de fantasía y gloria.

Cuando comenzaron a idear la etiqueta de su producto incorporaron la temática medieval, para poder participar de las ferias y transformar el sueño en algo real. Arrancaron en febrero y ya estuvieron en cinco eventos. “En cada uno aprendemos algo nuevo, todos los colegas artesanos tienen algo para enseñarnos, es como una gran familia, donde todos se van ayudando y se va armando una red de contactos en la cual te sentís parte de algo más grande que tu propio emprendimiento”, afirma Baratto.

previous arrow
next arrow
PlayPause
Slider

Además, aclara que ser feriante medieval no es sentarse detrás de un puesto a esperar que pase alguien y compre algo: “Es dar un espectáculo, recrear a un mercader de época no es juego, es una forma de vida atrapante y maravillosa”.

Para completar la escena, además de los shows musicales, hubo clases de arco y flecha y un concurso de barbas por demás divertido.

En algunos puntos los visitantes podían sacarse fotos vestidos como combatientes de época o junto a una estatua viviente que representaba a un guerrero medieval, impecablemente caracterizado por el artista brasileño Warley Costa: “Siempre quise participar de una feria así y esta es una excelente oportunidad para mostrar mi trabajo entre gente afín a la temática”, comenta, mientras entrega espadas y escudos a quienes se acercan a sacarse fotos a su lado.

Antes de la entrada al sector medieval propiamente dicho no faltaron los food trucks con sus muy variados menúes y puestos de venta de diversos artículos, desde fiambres y quesos hasta ropa relacionada al rock.

Un fin de semana distinto en Maschwitz, donde los protagonistas fueron los caballeros y las damiselas medievales.

previous arrow
next arrow
PlayPause
Slider

Notas relacionadas