Sobre la encantadora calle Mendoza se está construyendo el primer centro comercial del país hecho íntegramente con contenedores marítimos. Bares, restaurantes, tiendas y oficinas darán vida a una nueva y original opción.
Compartir esta nota:

Por Redacción

redaccion@dia32.com.ar

Por DAMIAN FERNANDEZ
dfernandez@dia32.com.ar

La innovación en materia de arquitectura que desde hace algunos años se viene dando en Ingeniero Maschwitz avanza un importante paso a partir de un proyecto por demás vanguardista que abrirá sus puertas a fines de mayo. Se trata de un centro comercial edificado íntegramente con containers marítimos en desuso que están siendo reacondicionados para funcionar como locales comerciales, restaurants y oficinas, una técnica constructiva que anteriormente se utilizó mucho en el Pueblo de las Artes para la realización de viviendas. Sin embargo, a partir de la apertura del Quo Container Center se convertirá en la primera ciudad de la Argentina en contar con un centro comercial de estas características.

El establecimiento comenzó a construirse en diciembre pasado, sobre la calle Mendoza 1667 -a metros de las vías del tren-, y contará con 54 contenedores de 12 metros de largo, dispuestos en tres plantas y tres módulos instalados en forma vertical donde se alojarán los sanitarios y el ascensor.

La superficie total del proyecto será de 2.200 m2 cubiertos y semicubiertos, y se construirán 300 m2 de techos verdes para mejorar la aislación térmica de los ambientes. En total, habrá 34 locales, de los cuales 8 serán bares y restaurantes, mientras que los demás estarán destinados a tiendas y oficinas.

Todos los containers se unirán mediante pasarelas metálicas con piso de madera sintética de plástico recuperado y el espacio central del complejo estará cubierto por un techo de estructura liviana traslúcido que integra y comunica todos los locales. Pero la novedad no termina ahí.

Quo Container Center es, ante todo, una obra diseñada bajo la premisa de la sustentabilidad, buscando así optimizar recursos naturales con un sistema de edificación que minimice el impacto ambiental sobre el entorno. Es por eso que, además de los containers marítimos reciclados y de los techos verdes, el proyecto incorporó paneles fotovoltaicos para, a través de la energía solar, iluminar las áreas comunes, y el uso de artefactos de LED para generar un menor consumo energético. También contará con su propia planta de tratamientos de efluentes.

“Hemos empezado con la excavación para las vías de encadenado, la perforación para los pilotines y ya realizamos también la estructura de hormigón para poder afirmar mejor los contenedores”, afirmó a DIA 32 Agustín Fila, jefe de la obra, impulsada y desarrollada por la empresa argentina Ecosan S.A. y diseñada por el estudio de arquitectura de Cecilia Bertezzolo.

Por otra parte, en la sede de la compañía en Loma Verde ya empezaron los trabajos de reacondicionamiento de los 57 containers. Se trata de la selección, limpieza, pintura, reforzamiento estructural, acondicionamiento térmico, colocación de instalaciones eléctricas y sanitarias de cada módulo en particular. “Es una obra compleja, hay que maniobrar contenedores que pesan entre 2½ y 4 toneladas, pero nuestra intención es que para fines de marzo los contenedores estén terminados y poder inaugurar”, agregó Fila respecto al centro comercial, que demandará una inversión de US$ 2,5 millones.

De esta manera, otra atractiva opción se suma al ya existente polo gastronómico, comercial y cultural de la calle Mendoza.

[wppg_photo_slider id=»80″]

Compartir esta nota: