Vive en Garín, tiene 24 años y hace 12 que toca la guitarra. Acaba de editar “Paisaje interno” un disco de ritmos latinos, fusión y folk con artistas invitados, entre ellos el maestro Juan Falú.
Compartir esta nota:

Por Redacción

redaccion@dia32.com.ar

Cuando uno lo escucha tocar se puede percibir que ama el instrumento que eligió. Es virtuoso con la guitarra y a la hora de hablar de lo que hace tiene muy claras sus convicciones respecto a lo que quiere para su carrera. Es Federico Pecchia, 24 años, nacido en Ballester y residente en Garín de toda la vida. Compartió escenario con innumerables artistas, pero muestra un orgullo especial por haber tocado entre 2002 y 2004 con el reconocido músico humahuaqueño Ricardo Vilca, fallecido el año pasado. Además, participó varias veces del festival internacional Guitarras del mundo.

“Lo que más me gusta es la música argentina y latinoamericana, porque me llama el ritmo y la calidad poética: Manuel J. Castilla. Yupanqui, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés. Yo también compongo, pero como intérprete me gusta elegir poesías que me movilicen”.

Hoy, su mayor apuesta está en su disco Paisaje interno, que salió a la calle en octubre de 2008 y es una radiografía de b que vino haciendo hasta ahora. “Dejé que recaiga toda mi historia ahí, con bastante espontaneidad, sale del corazón. Hay temas solo tocando, otros además cantando, dúos con Juan Falú, con Lucho González y en los restantes estoy en trío junto a Diego Alejandro y Guido Martínez. Ya en el último tema están los músicos de Ricardo Vilca, en charango y quena, y canta José Simón, un cantante de la quebrada”.

Nueve de las trece canciones son de su autoría y la presentación oficial seria a mitad de año, en Escobar y en Capital. Pecchia también desarrolla su actividad en la docencia desde los 16 años. A los 19 entró a trabajar en jardines de infantes y desde los 21 lo hace en el instituto terciario Arte Musas. “Creo que desde los más chicos hay que fomentar la educación y la inserción de todo el abanico que existe a nivel artístico. Ya desde el jardín hay un aparato de achatamiento con novelas o series que vienen de afuera, y los niños terminan hablando en neutro y no sabes por qué”, señala Pecchia. “Me parece que hay mucho trabajo por hacer, es incómodo y difícil, y a veces luchás hasta con las propias maestras y directivos para poder realizarlo.

El problema es que incluso los padres de estos chicos ya son parte resultante de esta globalización increíble, esta cultura de que si no te comprás tal o cual cosa estás afuera o adentro. Lo que trato de fomentar como profesor es estar ‘al costado’, porque uno no puede dejar de asumir que está en un sistema, pero con el granito de arena que uno puede poner mantiene una especie de balanza universal que hace que haya gente que vaya por un camino alternativo».

¿Qué actitud tomás cuando los organismos gubernamentales convocan a los artistas?, le preguntó DIA 32.

“Es un tema complicado, porque mi único patrimonio es b que soy. lo que hago artísticamente, y a algunas personas les cuesta verlo a uno como a un artista que está cumpliendo una función y no acompañando una ideología. Yo no acompaño ideologías políticas de ningún gobierno de tumo, pero si soy un agente del arte, de la música. Entonces, sí surge una contratación por parte del Municipio o de lo que sea, y yo puedo expresarme con libertad, me parece que no difiere de cualquier otra contratación. Pienso que si mi ideología puede convivir con los gobiernos me llamarán y me convocarán, sino tendré que esperar a que venga el siguiente. Por ahora mis ideas son puras, espero que no me hagas un reportaje dentro de diez años y yo esté con la cabeza podrida o contaminada…»

Compartir esta nota: