Popular Posts
Follow Us

SANDRO GUZMAN

Sin pena ni gloria

El ex intendente de Escobar finalizó su mandato en la Cámara de Diputados con tres proyectos presentados, muchas inasistencias y unos cuantos cambios de camiseta. Terminó solo, en un monobloque.

Por ALEJO PORJOLOVSKY
aporjolovsky@dia32.com.ar

En silencio, conformando un bloque unipersonal, con un puñado de proyectos de ley presentados que nunca pasaron las comisiones y el simple “mérito” de haber colaborado levantando la mano (o manteniéndola baja). Así finaliza Sandro Guzmán (53) su mandato como diputado nacional, al que accedió en 2013 como uno de los aliados claves en el armado del por entonces novedoso Frente Renovador.

Fue uno de los intendentes kirchneristas que a mediados de 2013 pegó el portazo para sumarse al espacio de Sergio Massa, que en aquellas elecciones legislativas se impuso a Martín Insaurralde en la provincia y se anotó como número puesto en la carrera por la Casa Rosada.

El octavo lugar en la lista le permitió asumir una banca en la Cámara Baja a Guzmán, que en noviembre de ese año abandonó sus funciones en el Municipio con un pedido de licencia.

Cuatro años después, el Frente Renovador está deshilachado, las aspiraciones presidenciales de su líder descendieron al piso y el ex intendente de Escobar deja su escaño luego de cambiarse varias veces de camiseta, fiel a la carrera política que inició de la mano de Luis Patti.

 

La versión completa de este artículo se encuentra publicada en la revista DIA 32 de Diciembre de 2017.

Disponible en todos los puestos de diarios y revistas del partido de Escobar hasta el 4 de Enero de 2018 inclusive.

  •  
  •  
  •  
  •  

Notas relacionadas