Popular Posts
Follow Us

GUILLERMO ALVAREZ

Un escobarense de pura cepa

Su familia se asentó en estas tierras en el siglo XVIII. Participó en la política local, siempre bajo la bandera de la Unión Cívica Radical, fue dos veces concejal y conoció a Raúl Alfonsín. “Trato de ser directo y leal”, asegura.

Por JAVIER RUBINSTEIN*
jrubinstein@dia32.com.ar

1-¿Naciste en Escobar?
-Sí, como mi papá, mi abuelo, mi bisabuelo… En la comarca ya había Alvarez en el censo de 1744, todos de la rama de mi familia. Mi mamá era Sbrabatti, de Matheu. Todos muy enraizados en Escobar, antes de que se fundara ya estábamos acá.

2-¿Dónde estudiaste?
-Arranqué en el Santa María. Después fui víctima de segregación de género y las monjas rajaron a todos los varones. Terminé la primaria en la Escuela Nº9. Y en el secundario estuve dos años en el Belgrano, me peleé con (Alfredo) Armano, que era el rector, y me fui a Campana. Ahí hice hasta 5º, y a mitad de año me pasé al San Vicente, donde fui el primer egresado laico del colegio. Los demás fueron todos seminaristas.

3-¿Seguiste alguna carrera?
-Hice varios años de abogacía, en la universidad del Estado, pero por trabajo decidí dejar y no volví más.

4-¿De qué trabajabas?
-En la inmobiliaria de mi padre (Antonino), hacía de todo. También estaba mi hermano, el “Negro”. Nos estorbábamos, éramos muchos y me fui a trabajar con la carne, invitado por mi cuñado. Después me independicé y seguí por mi cuenta.

5-¿De qué te encargabas?
-Hacía de todo: reparto, troceo, matanza. Compraba y vendía vacas, tuve carnicerías y se las daba a amigos para que las trabajaran. Estuve muchos años en el rubro, pero te satura. Con la carne laburás de lunes a lunes. En el ´83 dejé y me dediqué de lleno a la política.

6-¿Cómo fue esa incursión en el radicalismo?
-Desde 1973 a 1976 ya había sido concejal cuando el intendente era Emilio García, después lo removieron y estuvo Fernando Valle, hasta que llegó la revolución y nos tuvimos que ir todos. Y en el ´83 armé un grupo político. Aspiraba a la Intendencia, por mi edad y por mi conocimiento.

7-¿Es cierto que tu papá tenía una amistad con Raúl Alfonsín?
-Tenía mucho trato con él, se conocían. Se organizó una reunión que armó Venancio Giordano y Alberto Ranne, fuimos todos, con mi padre. Hicimos una interna y perdí por muy poco, ganó Venancio. Después me acoplé, fuimos a elecciones y se ganó por el 52%. Finalmente, el candidato fue Oscar “Pololo” Larghi. Yo fui secretario del Concejo, y en el ´85 sí fui de concejal, hasta el ´89.

8-¿Con qué rama del radicalismo te identificás hoy?
-Con el radicalismo tradicional, de los que están acompañando a Juntos por el Cambio. Lo acepto, aunque no esté de acuerdo en un montón de cosas con ese partido. Soy convencional provincial de la UCR, estoy en ese órgano provincial.

JURAMENTO. Diciembre de 1985: asume su segundo mandato de concejal por la UCR.

9-¿Te gustaría que la UCR vuelva al gobierno en un futuro?
-Me gustaría si tomasen la filosofía correcta, la de toda la vida. La de Yrigoyen, Illia, defendiendo la bandera de la nacionalidad, la argentinidad, yo creo eso, quizá esté equivocado.

10-Yendo a cuestiones personales, ¿estás conforme con la imagen que te devuelve el espejo?
-Pretendería estar mejor, pero acepto lo que me toca. De la cabeza estoy muy bien y el cuerpo anda bastante bien.

11-¿A qué le temés?
-El miedo es una buena defensa para todo. Con esto del Covid ando exagerando mucho los protocolos de cuidado. En el tema salud tengo mis temores.

12-¿Tenés algún talento oculto?
-No. No sé silbar, tararear, cantar, bailar, nada… Pero me encanta la música.

13-¿Y para los deportes cómo andabas?
-Me llevaba bien. Le metía garra y así jugué muchos años al fútbol y al básquet, me defendía a la paleta. Al básquet llegué a jugar en la primera de Independiente y de Sportivo.

14-¿Cuál es el principal rasgo de tu carácter?
-Trato de ser directo, leal. A veces desbarranco, pero nunca llegué a traicionar a nadie.

15-¿Tres cosas sagradas?
-La familia, la nacionalidad y Escobar.

16-¿Cuántas horas por día dormís?
-Duermo bien, 6, 7 horas. No la siesta eh, solo a la noche.

CORRELIGIONARIOS. Diciembre de 1983: detrás de Oscar Larghi, el día que asumió la Intendencia. Alvarez era el secretario del COncejo Deliberante.

17-¿Hay cosas que te gustaría dejar de hacer pero no podés?
-Hay cosas que hago igual y otras las eludo. El tema del médico es improrrogable, pero la pandemia me alejó bastante. Otras cosas hago a gusto, sin problemas.

18-¿Un hecho histórico del país que te haya marcado?
-La reapertura democrática de 1983 fue muy especial. Y como mala, cuando hubo el golpe militar del ´76, siendo concejal, fue una desilusión terrible.

19-¿Tuviste muchos fracasos?
-Varios, comercial y políticamente. Pero no a nivel humano ni social.

20-¿Una década de tu vida?
-Del ´70 al ´80. Me casé y nacieron mis tres hijos: en el ´74, ´76 y ´79.

21-¿Un lugar para irte a veranear?
-En una época me gustaba mucho Uruguay, es gente muy amable. Pero también me gusta Córdoba, Entre Ríos, la costa. He conocido muchos lugares gracias a Dios.

22-¿Un día que te gustaría volver a vivir?
-Las reuniones de la familia de mi papá y mi mamá. De cada lado éramos más de cuarenta, una abuela tenía doce hijos y la otra once, imaginate lo que era eso, una banda.

23-¿Qué cosas te alegran?
-Cuando veo a los amigos, a la familia, cuando observo cosas del Escobar de siempre. Y también llegar a casa y ver a mi mujer, con la que llevo 47 años de casado y unos cuántos de novios, nos criamos juntos. Hay que aguantarme a mi eh, político y salidor…

24-¿Cómo te llevás con la tecnología?
-No soy especialista, pero me defiendo. Uso computadora, celular, cuando no puedo algo voy a ver a algún hijo o a los nietos y me ayudan.

CREYENTE. Leyendo el evangelio durante una misa en la cocatedral de Escobar.

25-¿Qué harías si ganaras 1 millón de dólares?
-Lo repartiría con la familia, le daría a alguien que la necesite y me quedaría con un confort para disfrutar en la pandemia.

26-¿Te arrepentís de cosas?
-De muchas cosas que no quisiera citar, pero a veces el carácter me juega en contra, o hacerme el decidido en algo y no pensarlo bien.

27-¿Una película preferida?
-Hay algunas que vería cien veces. Como Perfume de mujer, tiene pensamiento, es filosófica.

28-¿Qué cosas te gustan de Escobar?
-Todo. La gente, la tierra, la geografía, el río.

29-¿Cómo ves al país?
-Lo veo en un descanso por la pandemia. Están dejando las cuestiones políticas para más adelante. Toda esta porquería del coronavirus nos cambió la vida, los mayores lo sufrimos mucho, perdemos años de vida.

30-¿Perdiste muchos amigos por la pandemia?
-Un montón. La barra del bar quedó diezmada: se fueron Tito Aneiro, Ernesto Lucatelli, el Gallego Peralba, el Cabezón De Franco, antes Juanqui Drovetto, entre otros.

31-¿Cómo te gustaría que te recuerden?
-Como un tipo aceptable para charlar, que supo hablar con fundamentos de cosas de Escobar, de sus instituciones y de política.

32-¿Un deseo?
-Poder seguir estando, actuando, participar a nivel social y político. Seguir ayudando, a mi manera.

RELAJADO. “De la cabeza estoy muy bien y el cuerpo anda bastante bien», afirma Alvarez, con 77 años cumplidos.

FICHA PERSONAL

Radical de ley

Descendiente de una tradicional familia local, Guillermo Alvarez nació en Belén el 14 de junio de 1944. Está casado con Silvia Ponce de León y tiene tres hijos: Natalia (psicopedagoga), Julián (médico) y Guillermo (traductor de inglés), cuatro nietos de sangre y dos más del corazón. Hincha de Boca, fue dos veces concejal y perdió una interna para ser candidato a intendente, siempre dentro del radicalismo. Conocedor, amable y elegante, un escobarense de pura cepa.

Notas relacionadas