Popular Posts
Follow Us

UNA ESCOBARENSE EN GRAN HERMANO 2015

¿Fama a cualquier precio?

Marian García Farjat tiene 20 años, vive en un country de Loma Verde y hasta hace unos días era una completa desconocida. Pero a fuerza de escándalos y una total desinhibición en el reality de América está en boca de todos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por FLORENCIA ALVAREZ
falvarez@dia32.com.ar

Desde que comenzó la nueva edición del reality, el miércoles 23 de abril, la joven escobarense Marian García Farjat (20) -que nada tiene que ver con Samanta, la del mentado caso Coppola- está en boca de todos (de todos los que siguen el programa, claro está). Y no por ser precisamente una carmelita descalza.

La chica, que vive con su familia en un country de Loma Verde, se hizo famosa horas antes de entrar a la casa de Gran Hermano a partir de un video hot que se viralizó en la web. Se filmó en la ducha, como Dios la trajo al mundo -obviamente- y masturbándose en su cama sin ningún tipo de inhibición.

La cosa no hubiera pasado a mayores si hubiese conservado el video en su intimidad. Sin embargo, tuvo la gran idea de mandarle esas grabaciones al futbolista colombiano Juan Guillermo Cuadrado. Ya dentro de la casa más famosa del país contó que conoció al jugador cuando, antes del Mundial, la selección cafetera se fue a entrenar durante una semana a las canchas del country.

“Cuadrado me pidió el número y yo se lo pasé porque es Cuadrado. Con él hacíamos todo el tiempo Facetime, y en un momento me pide fotos… y bueno, le mandé unos videos hot míos caseros. Me estaba tocando, ¿quién no se toca?”, disparó muerta de risa frente a sus compañeros.

Sexo súper express

“Tengo muchísimas ganas de revolucionar la casa”, expresó Marian instantes antes de entrar. Y a las 28 horas dejó en claro que lo dicho en su presentación iba en serio: tampoco se inhibió a la hora de tener sexo frente a todo el país con el participante Nicolás Conte (26), un boxeador de Santiago del Estero. En la segunda madrugada de convivencia, el director de cámaras tomó las imágenes de los primeros besos y dejó para una mejor oportunidad, o mejor dicho, para un horario de más rating, lo que sucedía bajo las sábanas.

Al salir del cuarto y ser consultada por los otros participantes, la extrovertida joven redobló la apuesta: “Sólo voy a decir que esto recién empieza”. Y así fue. Pocos días después, luego de una fiesta de disfraces, se la vio en estado calamitoso, ebria y totalmente desnuda, tambaleando hasta caer al suelo.

La escena y los diálogos con sus compañeras fueron demasiado hasta para los productores del programa. Las imágenes del papelón fueron obviadas por la transmisión oficial de América, tanto en su edición trasnoche como en el canal 350 de Cablevisión. Pero horas después todo el mundo pudo verlas en la web.

En medio de todo esto, en el programa Infama el mediático Fran Mariano aseguró que la chica le contó una desafortunada historia que involucra al frustrado galán Tomás Costantini, uno de los hijos del millonario empresario Eduardo Costantini. El heredero del imperio salió a defenderse con un comunicado en el que negó conocerla y amenazó con iniciar acciones judiciales contra todos aquellos que mencionen el tema.

La lista de episodios protagonizados por la joven lomaverdense es más larga. Y habrá que ver hasta dónde es capaz de llegar en su afán de ganar.

Antes de entrar al juego, la participante más desinhibida, controvertida y bochornosa -¿por qué no?- de Gran Hermano 2015 contó que estudia Gestión de Medios y Entretenimiento en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), que ama jugar al hockey y andar en rollers. Se definió como “una chica bien, porque vivo en un country, muy espontánea y adicta a la diversión”. También dijo que no tiene novio y reveló: “Me gusta mucho que me miren”. Hasta ahora, lo logró. La pregunta es: ¿Y para qué?

Otros escobarenses en realities que también dieron que hablar

Antes que Marian Farjat, otros escobarenses alcanzaron algún grado de fama por participar en este tipo de reality show. Noelia Ríos y Damián Terrile, de Garín, también estuvieron en Gran Hermano, en distintas ediciones. Y María Celeste Montanari, de Belén de Escobar, en El Bar.

Si bien haberse expuesto ante las cámaras las 24 horas los sacó circunstancialmente del anonimato, hoy sus nombres ya son desconocidos por la mayoría. Además, aquella experiencia no les sirvió a todos por igual. Sus historias y sus testimonios lo certifican.

Noelia Ríos – Gran Hermano (2012)
Tenía 20 años cuando participó del Gran Hermano 2012, donde logró notoriedad gracias a sus infartantes curvas. Pero como suele pasar en estos casos, la fama adquirida por Noelia resultó casi tan efímera como la duración del reality.

Sigue viviendo en Garín y afirma que la experiencia le sirvió en lo personal. “No muchos tuvieron la posibilidad de haber participado en un Big Brother”, se jacta. ¿Para qué le sirvió? Cuenta que eso le abrió las puertas de C5N “con segmentos de gym. Además, hago desfiles y campañas, estoy en la FM 93.5 de Tigre y me encuentro ensayando para una comedia a estrenarse próximamente”. También estudia danza clásica e idiomas.

Damián Terrile – Gran Hermano (2007)
El garinense participó en Gran Hermano 5, en 2007. También fue un llamativo personaje por su condición de cartonero y el mal humor que lo caracterizó en sus días de encierro, al punto que sus compañeros lo habían apodado Shrek.

De aquello quedó la anécdota de cuando lo acusaron de matar a un pajarito dentro de la casa-algo que él desmintió- y de que decidió irse por voluntad. “Necesito oxígeno”, había dicho. Así, se despidió de la posibilidad de ganar un premio de $150 mil, con los que pensaba comprarse una casa y poner un negocio.

Después de su salida se mantuvo lejos, muy lejos de los flashes, las cámaras y los autógrafos. La tele no lo cambió.

Celeste Montanari  – El Bar (2000)
Nacida y criada en Belén de Escobar, saltó a la fama en el reality El Bar, en el año 2000. Lo más particular de su historia es que allí reveló su condición de transexual, algo que luego la llevaría a convertirse en una referente de la lucha por la Ley Nacional de Identidad de Género, sancionada en 2012. Asegura que el motivo que la llevó a participar de un reality fue “ver la aceptación de la gente. También quería ver si podía ser un puente a algo, pero no fui buscando fama”.

Después trabajó en ciclos como Movete, Nominados y Las Cortesanas e hizo La Lección de Anatomía en teatro, entre muchas otras cosas. Actualmente dirige una escuela de patinaje sobre hielo, algo que se convirtió en su principal actividad, pero de vez en cuando sigue apareciendo en la pantalla chica. Dice que no extraña la popularidad: “Camino más tranquila por la calle. En un punto, las miradas ya me incomodaban”.

Notas relacionadas