Popular Posts
Follow Us

OSVALDO CURZI

“Cuando uno gana un juicio se crea un enemigo”

Con casi cuatro décadas en tribunales, sostiene que la gente tiene muchas fantasías sobre los abogados, aunque admite que son una raza especial. Además, el origen de su apodo “Patota”, su gestión al frente del Club Independiente y su mirada del Escobar actual.

Por JAVIER RUBINSTEIN

La entrevista es en la confitería de Independiente de Escobar, el club que preside desde hace ocho años, en una mañana de enero donde la tormenta no da tregua y el cielo se cae a pedazos. Café mediante, Osvaldo Curzi (60) le cuenta a DIA 32 intimidades de su actividad como abogado, habla de su vida social y de los comentarios en torno a los profesionales de su gremio.

“Ser abogado no es fácil: cuando uno gana un juicio se crea un enemigo. A nadie le gusta perder”, afirma sobre su profesión, sin lugar a medias tintas.

Padre de tres hijos: Marcos (32) -de su primer matrimonio con María Luisa Marcet-, Camila (19) e Ignacio (11) -de su relación con Viviana Renaud-, dice que a esta altura de la vida empezó a darle más valor a las cosas simples que a lo material.

1 ¿Por qué elegiste ser abogado?
Cuando terminé la secundaria en el colegio Belgrano, en 1971, las carreras accesibles que había eran las de abogado, arquitecto y médico. Y me gustó abogacía por la parte social.

2 ¿Donde cursaste la carrera?
Estudié en la UBA, la hice en cinco años. La época era difícil, en plena dictadura militar. Es un hecho fortuito que a uno no le haya pasado nada. Viví situaciones complicadas, con bombas en la facultad. Como tenía horarios distintos a veces me quedaba en la biblioteca o deambulaba por Capital y por eso varias veces fui detenido.

3 ¿Qué es lo que más te gusta de ser abogado?
El contacto con la gente. La justicia es un valor que uno lo pregona siempre. La gente lo ve como algo inalcanzable y no es tan así. En Argentina, con la democracia, logramos algo muy importante como la libertad. Quisiera que nadie esté ni tres horas detenido.

4 ¿Hay justicia en Argentina?
Depende cómo se mida, es amplia. Un logro importante de este gobierno es que ha hecho mucho por la libertad individual y ha revitalizado el valor a la vida. Algunos piensan que esto ya pasó al extremo y que es un Estado garantista. Yo quisiera que vivan la contrapartida: te paraban y tenías que rezar para que no te hagan nada. El derecho a la libertad es fundamental.

5 ¿Cuál es tu especialidad?
Hago civil y comercial, derecho laboral, sucesiones y derecho de familia. Penal muy poco, no es una rama que me agrade demasiado.

6 ¿Recordás tu primer caso?
Sí, no me lo voy a olvidar nunca. Me tocó darle asistencia jurídica gratuita a una señora por un juicio de alimentos en Tigre. Salió bien, fue muy simple.

7 ¿Y el caso más complicado de resolver?
Una situación de una familia boliviana, que le hicieron un allanamiento y la metieron presa por violar derechos y someter a la esclavitud a ciertas personas. Sacamos una sentencia favorable porque el juez reconoció la forma de vida que llevan los ciudadanos bolivianos en su país natal y la que desarrollan en Argentina, que comparada con aquella es diez veces mejor, aunque a nosotros nos parezca de sometimiento.

8 ¿Cada juicio ganado es una satisfacción personal?
Algunos son procedimientos administrativos, una sucesión o un juicio de alimentos lo puede hacer cualquiera. En los juicios laborales, con una legislación como la nuestra, el que va con el empleado no tiene demasiadas trabas para una sentencia favorable. Los desafíos están cuando uno va por la patronal.

9 ¿Tenés más juicios ganados o perdidos?
Por el tipo de trabajo que hago, en laborales, la mayoría son ganados. Y por la patronal tengo más perdidos que ganados, a todo abogado le pasa lo mismo.

10 ¿El empleado siempre sale ganando en un juicio laboral?
Depende. Acá hay una situación a resolver que es combatir el empleo en negro, con multas a aquellos que tienen trabajadores en esta situación, y lo que no se corrige es la tremenda carga que tiene el empleador sobre cada trabajador.

11 Todos los abogados tienen fama de difíciles, de “bichos”, ¿considerás que es injusto?
Es algo generalizado y en cierto modo muy fundado. Lo que hace el abogado es administrar o patrocinar un interés ajeno y la contraparte es otro abogado. Entonces se dan situaciones donde la gente dice “arreglan entre ellos”, “tienen contacto con el juez, con el fiscal”. Y es una ilusión, en un juicio laboral de 30 mil o 15 mil pesos cualquiera se da cuenta que los montos no dan para que haya semejantes arreglos.

12 Pero son una raza especial…
Sí, sí, somos especiales, sobre todo los abogados que trabajan con particulares. Los que tenemos contacto con el ciudadano común estamos sometidos a riesgos y situaciones extrañas. Tenemos un dicho que dice que “el cliente es el principal enemigo en la tramitación de un juicio”. En esta rama todos opinan, todos creen que saben. Hay que lidiar con eso y con una administración de justicia totalmente recargada y lenta.

13 ¿Te gustaría que alguno de tus hijos siga tu camino?
Me gustaría, pero hasta ahora no tuve suerte. El mayor estudió ingeniería electrónica y abandonó, la nena estudia para contadora y ya está trabajando y el más chico está en la primaria.

14 Pasando a otro tema, ¿cuál fue tu primer acercamiento al CAIDE?
A los 12 años ya venía con el colegio para hacer educación física. Hace más de 40 que soy socio. Venía a la pileta y a jugar al fútbol, pero nunca fui federado.

15 ¿Alguna vez pensaste que ibas a ser presidente?
No, nunca. Pasa que surgió un problemita a nivel laboral en el club, que se resolvió favorablemente, hubo temor, ninguno quería asumir y seguí yo. Esto insume mucho tiempo y plata, porque lo que no hago en el estudio tengo que pagar para que me lo hagan.

16 ¿Qué destacás de tu gestión?
Que pudimos volver a traer a los chicos. Cuando llegamos no había y un club sin cadetes no tiene forma de sobrevivir.

17 Hoy están en un gran momento deportivo…
Sí, 2013 fue muy bueno. Tuvimos buenos resultados en básquet, en una liga competitiva; en vóley ascendimos a segunda división; en natación el equipo está muy bien y la escuela siempre funciona bien; en fútbol la escuela está llena de chicos y en tenis nos federamos y subimos de nivel. Cometimos algunos errores, pero siempre se aprende.

18 ¿Cuál es tu máximo anhelo para el club?
Estamos con la construcción de la cancha de césped sintético, que nos dio mucho más trabajo de lo que pensábamos, y el parqué en la cancha de básquet está latente, creemos que este año lo podremos hacer.

19 ¿Cómo recordás tu infancia?
Hice la primaria en la Escuela Nº1. Yo estaba a 2 kilómetros del centro de Escobar, teníamos mucho campo, estábamos siempre al aire libre. Vivía pegado a mis primos y con ellos y mi hermano, tres años menor, jugábamos todo el día.

20 ¿Es cierto que de chico te decían “Patota”?
Sí, más de adolescente. Era bastante renegado, peleador, discutía cuando jugábamos al fútbol. Me gustara o no, el apodo ya me lo habían puesto…

21 ¿Cómo ves a Escobar?
A los que nos criamos acá no nos gusta verlo así. Como proyección de ciudad hubiera querido otra cosa, manteniendo un poco más la tradición de pueblo. Hemos tenido un crecimiento demográfico que no se ha sabido organizar. Tenemos asentamientos porque alguien los permitió y eso genera modificaciones en la calidad de vida. Además, el negocio inmobiliario de los edificios ha transformado la ciudad y la incidencia del impacto ambiental que ha tenido es desastrosa.

22 ¿Le temés al paso de los años?
Nunca reparé en eso, hasta que ciertas situaciones de la vida te ponen a prueba. Tengo un problema renal, sufrí el fallecimiento de mi padre el año pasado, son hechos que a uno lo van tocando y te hacen valorizar más el día a día. Hoy ya no quiero tener nada, solo salud, ver jugar a mi hijo y comer un asado en familia los domingos.

23 ¿Seguís jugando al fútbol con los abogados?
Sí, de 4, soy un lateral duro, más defensivo que ofensivo. Jugar al menos 15 minutos nos demuestra que estamos vivos.

24 Hablando de fútbol, ¿cómo crees que le va a ir a Argentina en el Mundial?
Soy optimista. No sé si saldremos campeones porque contra Brasil sería difícil, pero tenemos buenos jugadores y está Messi, que es un hándicap en cualquier equipo.

25 ¿Consumís noticias locales?
Sí, me gusta leer. Compro Clarín, La Nación y, a nivel escobarense, El Diario, El Deportivo Magazine y DIA 32.

26 ¿Un hobby?
Venir al club, jugar al fútbol, ir al cine con los chicos o a comer algo.

27 ¿Un lugar para irte de vacaciones?
No soy de vacaciones largas, prefiero salir varias veces al año. Me gusta Mar del Plata, Cariló, Mar de las Pampas. Prefiero la montaña, pero a los chicos les tira el mar.

28 ¿Qué mujer te volaba la cabeza de pibe?
Me ratoneaba bastante Raquel Welch.

29 ¿Un grupo musical?
Los Beatles, los Rolling Stones… La música de los setenta y ochenta fue la que más me marcó. Iba a la disquería de Charlie y compraba de todo.

30 ¿Una salida ideal?
Me gusta ir a Capital, es una ciudad hermosa. Tiene muchos paseos gratuitos que no se aprovechan.

31 ¿Tu mayor felicidad?
Hay varias. El día que me recibí, los nacimientos de los tres chicos, la fiesta sorpresa de mi cumpleaños 60. Hay cosas que me emocionan mucho.

32 ¿Un deseo?
Que el país funcione, que mejore, porque es donde se van a criar mis hijos el día que yo no esté. Si pudiera hacer algo para mejorarlo, lo haría gratuitamente. Uno piensa más en ellos que en lo poco que nos queda a nosotros.

Notas relacionadas