Popular Posts
Follow Us

NEPOTISMO Y OPORTUNISMO

Cuestión de sangre

El intendente Sujarchuk sorprendió con su adhesión al decreto del presidente Macri para restringir la designación de familiares en cargos públicos. Su hermano y un primo debieron dar un paso al costado.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por CIRO D. YACUZZI
cyacuzzi@dia32.com.ar

Cuando todavía su ministro de Trabajo, Jorge Triaca, estaba en el ojo de la tormenta con el caso de su empleada doméstica, el presidente Mauricio Macri salió a anunciar la firma de un decreto para restringir la designación de familiares en cargos públicos.

No fue casualidad que lo hiciera por esos días: así, logró desviar el foco de atención sobre el cuestionado funcionario, a quien no removió de su cargo a pesar del escándalo que desató. Además, el jefe de Estado invitó a que otros niveles de gobierno imiten su gesto.

Los primeros en seguirle los pasos fueron la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Pero el efecto cascada -tenue, por cierto- no terminó ahí: también se replicó en el partido de Escobar, para sorpresa de propios y extraños.

Subido a la cresta de la ola del oportunismo político, el intendente Ariel Sujarchuk se encolumnó enseguida detrás de la decisión presidencial y anunció que firmaría un decreto de igual alcance: “La transparencia es nuestra primera obligación como funcionarios”, sostuvo.

La actitud tomada por el jefe comunal escobarense desconcertó a su propia tropa. En las redes sociales, especialmente en sus cuentas de Facebook y Twitter, fueron más los reproches que los elogios de sus seguidores. Incluso, muchos cuestionaron su circunstancial empatía con el presidente.

Su decisión también reavivó sospechas sobre un posible salto a Cambiemos. Una especulación que lanzó no muy veladamente el concejal macrista Leandro Costa, en declaraciones a DIA 32, y a la que ciertas situaciones -como esta- no dejan de darle algún sustento.

Por lo pronto, la adhesión de Sujarchuk a la cruzada “antinepotista” iniciada desde la Casa Rosada le reportó grandes réditos en los medios nacionales. Que un intendente kirchnerista se acople a la medida no estaba en los cálculos y fue una noticia en sí. Pero este paso también le costó la cabeza de su hermano y de un primo, a quienes debió desvincular de sus cargos para empezar a cumplir con hechos su palabra.

La misma sangre

Comúnmente se denomina nepotismo a la preferencia de algunos funcionarios públicos por dar empleos a familiares o amigos, sin importar el mérito para ocupar el cargo, sino su lealtad o alianza. Por supuesto, no es algo nuevo ni exclusivo de Argentina: su origen se remonta al inicio mismo de la política. Desde el imperio romano hasta el chino, pasando por Napoleón y Pisístrato, abundan ejemplos de nombramientos por mero acomodo, iguales a los que se dan hoy en diversas provincias y municipios cuasi-feudales del país.

Aunque es algo muchas veces mal visto, porque se lo asocia directamente con el favoritismo en detrimento de la idoneidad, no es ilógico ni debería ser reprochable que un mandatario designe a personas de su círculo íntimo, a quienes conoce más y mejor, que son su misma sangre y con quienes podrá tener más garantías de fidelidad. El problema es, en todo caso, si esas personas no están capacitadas para desarrollar la función que se les asigna.

Desde el regreso de la democracia en adelante, ningún intendente del partido de Escobar se privó de tener cerca suyo a por lo menos un integrante directo de su familia. Empezando por el radical Oscar “Pololo” Larghi (1983-1987), que designó a su hijo Daniel como secretario privado.

Su sucesor, Fernando Valle (1987-1995), también apostó por uno de los suyos: su hermano Rolando Clemar, a quien designó subsecretario de Gobierno y luego, en las postrimerías de su segundo mandato, lo puso al frente de esa cartera.

Por su parte, Luis Patti (1995-2003) ubicó a su hijo homónimo en distintas áreas del Ejecutivo: primero como director de Turismo y después a cargo de Acción Social, a la vez que impulsó su carrera de concejal en Escobar y Pilar. Además, hacia el final de su último mandato, el ex subcomisario se casó en segundas nupcias con la subsecretaria de Gobierno, la licenciada Elizabeth Ferraro Mansur.

Con idéntica predilección, afinidad y confianza por los de su mismo ADN, podría decirse que Silvio González (2003-2007) también “pecó” de nepotista al designar a su hermano Oscar a cargo de la Secretaría Privada.

Algo parecido hizo Sandro Guzmán (2007-2015), que durante varios años puso la sensible oficina de Privada en manos de su prima Mónica Bono, quien después fue electa concejal. El caso de Gabriela Garrone, que estuvo al frente de la Secretaría de Desarrollo Social, no cuenta, porque es su pareja pero no su esposa, así que no hay vínculo formal. Y tampoco cuenta el de su hermana, Cecilia Guzmán, a quien coronó presidenta del Consejo Escolar, por tratarse de un cargo electivo.

Como queda demostrado, ningún intendente se privó de la posibilidad de darle un cargo jerárquico a un familiar directo. Ni siquiera Ariel Sujarchuk, a pesar de ser él quien le estaría poniendo punto final a esta historia.

“Dar el ejemplo”

“Los dirigentes políticos debemos dar el ejemplo ante la sociedad que nos eligió. Siempre. Por eso creo que la decisión del gobierno nacional de excluir a familiares directos de los ministros de la administración pública es una clara medida que avanza en ese sentido”, esgrimió el jefe comunal escobarense al dar a conocer su decisión de adherir al decreto presidencial.

Como tantas otras veces, Sujarchuk utilizó su página de Facebook para comunicar esta medida y los fundamentos de su posición: “La construcción de una gestión transparente no es patrimonio de un espacio político en particular. Es, simplemente, nuestra primera obligación como dirigentes. Estas son las determinaciones que la sociedad nos exige y son estas las definiciones políticas que hacen posible el progreso”, blandió.

“Por eso he decidido que ningún funcionario municipal podrá nombrar a familiares hasta cuarta generación en ninguna de las áreas del gobierno municipal”, adelantó. Concretamente, la restricción abarcaría a los cargos superiores y jerárquicos: es decir, de secretario a director.

La falta de certezas concretas sobre el alcance de la medida es porque el decreto todavía no fue redactado. DIA 32 solicitó insistentemente una copia del texto para publicarlo en este informe, pero el documento nunca apareció. “No está”, fue la respuesta final. Así de insólito: a un mes del anuncio, todavía no hay nada en un papel.

Daños colaterales

Sin perjuicio de no haber emitido el decreto en cuestión, Sujarchuk comenzó a implementar la medida de manera inmediata. Y en el camino dejó a uno de sus funcionarios más valiosos, aunque de escasa notoriedad pública: su hermano David.

En su rol de enlace con el sector privado, especialmente con los grandes emprendimientos urbanísticos, el hermano del jefe comunal cumplió dos misiones centrales: por un lado, ser el mejor emisario posible a la hora de sentarse a la mesa para discutir términos y condiciones; por el otro, recaudar cerca de 200 millones de pesos de contribuciones al Fondo de Responsabilidad Social Empresarial (FORESE) para obras públicas en poco más de dos años.

Pese a su relevante participación en el andamiaje de gobierno, David Sujarchuk tuvo tan poca visibilidad que ni siquiera era fácil ubicar su posición en el organigrama. Durante un tiempo fue director general de Control de Inspecciones. Y recientemente había sido nombrado a cargo de una nueva UGC -la número 24-, dedicada a los countries.

Cuentan que la decisión de su hermano lo tomó tan de sorpresa como al resto. Pero que no lo lamentó tanto: ahora tendrá más tiempo para dedicarse a Daimar Developers, la empresa de desarrollos inmobiliarios creada en 1996 de la que es director.

El daño colateral de acompañar el decreto de Macri también le implicó a Sujarchuk desprenderse de su primo, Darío Leiter, quien se desempeñaba como director del Centro de Atención al Vecino. Su salida no fue de lo más elegante: contrariado por la decisión del jefe comunal, el ex funcionario descargó toda su bronca con una publicación en Facebook que después decidió eliminar.

Dos bajas, una mucho más sensible que otra. Eso es lo que le costó a Sujarchuk ponerse en primera fila para “dar el ejemplo” pregonado por Macri.

¿Guiño a Cambiemos?

En sus propias filas, la actitud del jefe comunal generó lecturas diversas, pocos elogios y mucho desconcierto. Para sus seguidores, resultó un desconcertante baldazo de agua fría y el segundo trago amargo en poco más de un mes.

El primer golpe había sido la ausencia de la esposa de Sujarchuk, Laura Russo, durante la votación del ajuste a los jubilados en la Cámara de Diputados de la Nación. Un impacto que muchos militantes todavía no digirieron, a pesar de la explicación oficial sobre el repentino cólico sufrido por el intendente en aquella madrugada del 20 de diciembre.

Que ahora el jefe comunal haya celebrado el decreto de Macri significó un nuevo desencanto para la militancia kirchnerista de Sujarchuk, a quien ya empiezan a mirar con un dejo de inquietud. ¿Con qué necesidad e intenciones salió a plegarse a una medida a todas luces oportunista del gobierno para blindar al ministro de Trabajo?, es la pregunta que se hacen todos.

Así lo haya hecho para no perder la iniciativa política y evitar que el macrismo quiera presionarlo con este tema en el Concejo Deliberante, donde el oficialismo es minoría, o para diferenciarse del kirchnerismo más duro buscando ampliar su potencial electoral en 2019, la decisión que tomó dejó contrariada a su base.

En este contexto, las declaraciones del concejal Leandro Costa a esta revista sobre un posible pase del intendente a Cambiemos en 2018 ya suenan menos a chicana. Y dejaron picando un interrogante al que el tiempo le dará respuesta.

RESTRICCION PARA FAMILIARES

Qué dice el decreto de Macri

Con la publicación en el Boletín Oficial del decreto 93/2018, firmado por el presidente Mauricio Macri y por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el gobierno nacional oficializó la restricción para designar a familiares de funcionarios en la administración pública.

La norma, dictada el 30 de enero, establece que “no podrán efectuarse designaciones de personas que tengan algún vínculo de parentesco tanto en línea recta como en línea colateral hasta el segundo grado con el Presidente y vicepresidente de la Nación, jefe de Gabinete de ministros, ministros y demás funcionarios con rango y jerarquía de ministro”.

Quedan exceptuadas las designaciones que se hagan mediante concurso público de antecedentes o “que cuenten con estabilidad en el cargo”.

Los considerandos del decreto mencionan el compromiso “de continuar mejorando la institucionalidad, la integridad y la transparencia”.

GONZALO FUENTES ARBALLO

“Toda medida que apunte a generar transparencia siempre es positiva”

El concejal del Frente Renovador expresó su beneplácito por la medida presidencial y también celebró la adhesión de Sujarchuk: “Las políticas positivas se deben replicar sin distinciones partidarias”.

-¿Qué opinión tiene sobre el decreto presidencial que restringe la designación de familiares en cargos públicos del gobierno nacional? ¿Es un buen síntoma o una jugada oportunista?

-Toda medida que apunte a generar transparencia en la gestión de gobierno es por definición siempre positiva. Este tipo de medidas tendrían un sentido y efecto mucho más profundo en el marco de una política general concreta y definida, que conduzca a un gobierno abierto, que es un antecedente necesario de un gobierno con calidad institucional y eficiencia.

Ya pasadas algunas semanas, el efecto del DNU, con toda la difusión que ha tenido, solo se ve reflejada en la renuncia de un puñado de funcionarios, y no escapa a quien observa la escena general que la promulgación del DNU fue casi concomitante con la baja que se empezó a notar en la imagen presidencial y el episodio mediático del ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

Tal vez es tiempo que en materia como esta y otras, las medidas no sean espasmódicas sino que se enmarquen en propuestas que no solo contemplen sino que comunique a mediano y largo plazo.

-¿Lo sorprendió que Sujarchuk, siendo de un color político opuesto a Cambiemos, haya decidido adherir a esta iniciativa y replicarla en Escobar?

-Los gobiernos municipales se enfrentan al mismo reto de la transparencia. En ese sentido, es positiva la adhesión del Ariel Sujarchuk. Las medidas y políticas de gobierno positivas se deben replicar y aplaudir sin distinciones partidarias o ideológicas. Me parece que es eso lo que el vecino está buscando, no le interesa quién la pensó sino quién la implementa y qué beneficio le otorga a su calidad de vida.

Resulta un poco contradictorio que en la función pública sigamos usando la expresión “secretario”, que significa “persona a quien se hace depositario de un secreto”. Lo comento porque esa contradicción ejemplifica el cambio cultural y social que se ha dado en el manejo de la cosa pública. Hoy la buena gestión solo se la puede llamar así si es transparente y cuando la información le es accesible al ciudadano. Nos queda un muy largo camino para recorrer en el tema, pero pareciera que el camino se ha iniciado.

LEANDRO COSTA

“El decreto del presidente me parece atinado”

El presidente del bloque de concejales de Cambiemos se mostró de a cuerdo con la decisión presidencial y la adhesión del intendente Sujarchuk: “En algunas cosas piensa parecido a nosotros”, expresó.

-¿Qué opinión tiene sobre el decreto presidencial que restringe la designación de familiares en cargos públicos del gobierno nacional?

-El decreto me parece atinado. A nivel personal considero que quienes son parientes o familiares, si pueden demostrar algún expertise en alguna materia y ya están trabajando en el Estado, deberían ser la excepción a ese decreto.

-¿Lo sorprendió que Sujarchuk, siendo de un color político opuesto a Cambiemos, haya decidido adherir a esta iniciativa y replicarla en Escobar?

-No me sorprendió. No creo que tenga que ver con un color político. Es más, considero que el intendente en algunas cosas piensa parecido a nosotros. Creo que su adhesión es una decisión acertada. Lo que queda claro es que lo podría haber hecho antes, entendiendo que tenía a su hermano como funcionario.

Notas relacionadas