La Cámara Federal de Casación Penal autorizó al ex intendente de Escobar a continuar su condena en un sanatorio privado. Es hasta que se termine de reacondicionar un sector de la cárcel donde está su celda.
blank

Por CIRO D. YACUZZI
cyacuzzi@dia32.com.ar

De tanto en tanto, Luis Abelardo Patti (61) vuelve a ser noticia. Cuando no es porque se le suma algún juicio o citación a indagatoria por crímenes ocurridos durante la última dictadura militar, es porque con la excusa de su frágil estado de salud logra salir, aunque sea circunstancialmente, de la celda donde se encuentra cumpliendo la condena a prisión perpetua que la Justicia le impuso en abril de 2011.

El ex policía y dos veces intendente de Escobar acaba de conseguir que la Cámara Federal de Casación Penal le conceda salir de la cárcel y continuar su reclusión en una clínica, “hasta tanto se cumpla acabadamente con los ajustes y el reacondicionamiento” de su lugar de detención en la cárcel de Ezeiza.

Así, los camaristas Angela Ledesma, Alejandro Slokar y Liliana Catucci hicieron lugar de manera parcial al recurso de Casación de la defensora de Patti, Valeria Corbacho. El Tribunal Oral Federal 1 de San Martín, que condenó a Patti, había rechazado concederle la internación en la clínica privada Fleni de Loma Verde por entender que su rehabilitación a causa de una discapacidad motriz podía llevarse a cabo en una dependencia hospitalaria del Servicio Penitenciario Federal.

Pero la sala II del máximo tribunal penal del país ordenó una visita a Patti en su lugar de detención y allí constató que, si bien se hicieron reformas para facilitar su rehabilitación, no es el lugar adecuado para llevarla adelante en lo inmediato.

“Culminadas las reformas edilicias adecuadas, el tribunal podrá, previo dictamen del Cuerpo Médico Forense, disponer el traslado de Luis Abelardo Patti de modo inmediato al Hospital Penitenciario Federal I de Ezeiza”, resolvió Casación en su fallo del jueves 19.

De igual manera, advirtió que si vuelve a la cárcel se deberán “arbitrar los medios necesarios a fin de garantizar los tratamientos de rehabilitación prescriptos de modo adecuado y oportuno, manteniendo a tal fin la coordinación establecida con la empresa de medicina prepaga” con la que cuenta Patti.

“No puede dejar de evocarse que los instrumentos internacionales que obligan al Estado argentino reconocen el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental”, se recordó en el fallo que aludió a tratados internacionales.

Apenas se conoció la noticia, desde algunos medios se echó a correr la versión de que Patti había sido internado en Fleni. Sin embargo, allegados al otrora líder del Paufe afirmaron a DIA 32 que se encuentra en una clínica de La Matanza “que no cuenta con los requisitos mínimos para su rehabilitación”.

Ante la “morigeración” de la modalidad de detención de Patti, el Tribunal de San Martín deberá ordenar las medidas de seguridad que considere adecuadas para controlar que todo sea como debe ser.

Eso sí, la idea de un arresto domiciliario es tan descabellada que los familiares ni siquiera se animan a pensarla. Por ahora deberán conformarse con haber sacado de prisión al “Chueco” y disfrutar mientras dure.

Comentar la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *