Popular Posts
Follow Us

LOCOS POR EL KAYAK

Surcando el agua

Fundada en 2007 a orillas del Río Luján, la Asociación Kayakistas Sin Fronteras ya forjó un nombre propio en el canotaje de competición. Varios de sus palistas se destacan dentro y fuera del país.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por JAVIER RUBINSTEIN
Director de El Deportivo Magazine y El Deportivo Web

Lo que se inició hace seis años como un grupo de kayak polo escindido del Club de Remo y Náutica, con el tiempo se transformó en un competitivo equipo de palistas federados, especializados en velocidad, que practican en aguas del río Luján y se destacan dentro y fuera del país.

Cada vez que a sus integrantes les toca salir a competir, la Asociación Kakayistas Sin Fronteras (AKSF) deja bien representada la bandera del partido de Escobar. Los logros son variados. En 2008 Samuel Villegas ganó la Copa Argentina en 500 metros, lo que sumado a un tercer puesto en 1.000 y otro en 500 metros en el Campeonato Argentino de Velocidad le valió su incorporación a la Selección. Fue al Campeonato Sudamericano, en Brasil, y formó parte del k4 que obtuvo medalla de plata.

Este año, en febrero, Diego Pereyra también alcanzó un podio con un tercer puesto en master k1, al igual que Sebastián Ramírez en k1 senior, en la Maratón Internacional de Carahue, Chile. Otros que integran la lista de exitosos competidores de la AKSF son Jésica Figueredo, Anahí Pontón, Juan Cappa, Pablo López y Javier Delaunay, quien ganó el Sudamericano 2012 en k2, en 200 y 500 metros y fue segundo en los 1.000, mientras que en k1 cosechó una plata y dos bronces más.

Los próximos objetivos del equipo -afiliado a la Federación Argentina de Canoas (FAC)- son la Regata Internacional de velocidad en Tandil y el Campeonato Argentino a realizarse a fin de año.

Del Paraná al Luján

En julio de 2007, un grupo de palistas que practicaban kayak polo en el Club de Remo y Náutica de Escobar se abrió de la institución de la ribera del Paraná en busca de aguas más tranquilas. Fue así como Sergio Jacquemin, Daniel Drescher y Diego Gago, entre otros, le dieron vida a la AKSF, a orillas del Río Luján, en un predio cedido por el complejo Pequeña Holanda.

Por diferentes cuestiones, todos ellos se fueron alejando -formaron luego Kayak Escobar- y la posta la tomaron los palistas de velocidad, acostumbrados a las competencias en kayaks olímpicos, por lo que el kayak polo quedó descartado.

La actual comisión directiva de la Asociación está integrada por Carlos López, Sofía Kluge, Anahí Pontón, Raúl Maucieri, Javier Delaunay -entrenador y competidor de extensa y rica trayectoria- y Sebastián Ramírez, quienes tienen como meta participar en las distintas regatas que organiza la FAC, como también en carreras bien disímiles, desde zonales hasta internacionales.

La mayoría de los integrantes de la AKSF ha pasado por el Club de Remo de Escobar, con el cual Delaunay afirma que conservan una relación cordial, si bien aclara que “no se puede comparar” a unos y otros. “El club tiene terreno propio, una matrícula de cerca de mil socios y recibe subsidios del Estado. Nosotros somos un grupo reducido de personas, que principalmente se dedican a entrenar especializados en velocidad. Lógicamente que en las regatas cada uno compite, pero siempre con buena relación”, sostiene.

Desde lo institucional, el sueño de la casa propia es una meta que podría cumplirse a mediano plazo. “Estamos tramitando un terreno y esperamos novedades para fin de año. Sirve de mucho que tengamos personería jurídica, nos da la posibilidad de contratar seguros y gestionar ante organismos gubernamentales”, señala Delaunay.

La historia de un grupo de deportistas, apasionados por el canotaje y que son fieles al nombre que los identifica: en el agua, no tienen fronteras…

Notas relacionadas