La cantidad y la duración de los cortes en el partido de Escobar duplica al promedio del área de concesión de Edenor. Y es cuatro veces mayor a la de municipios como San Isidro.
Compartir esta nota:

Por Redacción

redaccion@dia32.com.ar

Los sucesivos cortes de luz en verano suelen ser un karma: el calor agobiante, la imposibilidad de trabajar, el desperdicio de comida y la rotura de electrodomésticos son un simple ejemplo de lo que puede traer aparejado la falta de suministro eléctrico. Y aunque en la última temporada estival la frecuencia de estos problemas se redujo en un 10%, el partido de Escobar sigue siendo uno de los más afectados por la calidad de servicio de Edenor.

El último informe realizado por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), que tomó el período comprendido entre septiembre del año pasado y febrero de 2019, es contundente: cada usuario escobarense sufrió un promedio de 6,63 cortes a lo largo de ese semestre, lo que equivale a poco más de uno por mes.

Este sólo indicador ubica al distrito como el cuarto más perjudicado entre las 26 jurisdicciones bonaerenses y porteñas donde presta servicio Edenor. Los otros tres son General Las Heras (12,16 cortes por usuario), Marcos Paz (9,78) y General Rodríguez (6,84).

A su vez, el promedio de cortes en el partido de Escobar duplicó la media general (3,35 por usuario en el semestre) y quedó muy por encima de municipios vecinos como San Isidro (1,83), San Fernando (2,86) y Tigre (4,8).

En el relevamiento del ENRE también se destaca que la duración media de los cortes en Escobar fue de poco más de 22 horas; es decir, casi un día entero sin luz por mes. En este ítem, fue el tercer municipio más perjudicado. Sólo General Las Heras (27,2) y Marcos Paz (23,19) quedaron peor ubicados en el ranking de calidad de servicio.

Para mayor abundancia sobre la diferencia entre Escobar y la inmensa mayoría de los demás distritos atendidos por Edenor, la duración promedio de cada corte en su área de concesión fue de 9,16 horas; o sea, menos de la mitad.

La falta de inversión es, a las claras, la principal explicación para entender la asimetría de la situación en unas y otras zonas. Mientras que la región 1, que incluye a Capital y distritos del primer cordón, tiene una menor frecuencia de cortes, Escobar es el municipio más desfavorecido de la región 3, que comprende al norte bonaerense. La región 2 es la del oeste, donde están las comunas con peores indicadores.

A pesar de todos estos pésimos indicadores, la cantidad de cortes de luz descendió un 9,8% interanual: entre septiembre de 2017 y febrero del año pasado, la frecuencia era de 7,28 interrupciones por cada hogar escobarense registrado.

Un dato más del último semestre es que la empresa bonificó a 16.262 usuarios damnificados por los cortes, con un monto de $4.068.228. Lo que equivale a $250 para cada uno, en promedio.

Edenor está a cargo de la distribución y comercialización de la energía eléctrica desde 1992, cuando el Estado decidió privatizar el servicio hasta 2087. Su área de concesión abarca veinte municipios bonaerenses y seis comunas del norte de la Capital Federal, totalizando tres millones de usuarios. A juzgar por el informe del ENRE, algunos son de primera y otros son de segunda, como los escobarenses.

Compartir esta nota: