Un poderoso preparado a base de hierbas y plantas asegura ser infalible a la hora de solucionar problemas de disfunción eréctil, eyaculación precoz y falta de deseo. ¿Verdad o puro cuento chino?
blank

Por MARCOS B. FEDERMAN
mfederman@dia32.com.ar

En sánscrito, viagra quiere decir “tigre” y es sinónimo de vida sexual renovada. Bajo ese nombre, la empresa Pfizer patentó en 1996 al conocidísimo fármaco sildenafilo (de gran ayuda para quienes padecen impotencia o disfunciones sexuales), que desde entonces domina el mercado.

Los chinos, dueños de conocimientos milenarios en medicinas alternativas, se inclinan por lo natural y es con eso que han salido a competirle a la ya conocida pastilla azul. El Huang-He es un combinado de ging seng, gynko biloba y extractos de otras hierbas que promete un camino seguro a la felicidad sexual por sus efectos energizantes.

Su fabricante local es la empresa Li Feng, un laboratorio productor de suplementos dietarios y cosméticos que replican en el país recetas según la teoría de la medicina tradicional china, con materia prima traída desde oriente.

Aseguran que la “revolucionaria” medicina actúa como vigorizante, por lo tanto es buena para hombres, mujeres, jóvenes saludables y mayores con disfunciones sexuales. La venden como algo tan fantástico que puede reparar definitivamente la impotencia, controlar la eyaculación precoz e incluso las disfunciones eréctiles producidas por cuestiones psicológicas. Pero lo más llamativo es que dicen que puede agrandar el tamaño del pene tras un tratamiento de siete meses, a un ritmo de una píldora cada tres días.

Las prometedoras capsulitas chinas son de venta libre y están aprobadas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Hernán (27) -por discreción comercial prefiere no revelar su apellido- es el dueño de Punto G, el único sex shop escobarense, y asegura a DIA 32 que hay un silencioso boom de salud sexual promovido por el Huang He, aunque advierte que, como todo, no hay soluciones mágicas. “Es un vigorizante, entonces aumenta el deseo sexual, por eso también lo compran las mujeres. Viene gente de todas las edades: los jóvenes buscan alargar la eyaculación y los grandes lograr una erección”.

Sin embargo, el comerciante no asegura que este preparado pueda aumentar el tamaño del pene. A pesar de que se llenaría de plata promoviendo esa idea, dice que no lo hace porque le parece “raro, increíble. Además, es muy difícil de comprobar”.

“Para los jóvenes es una nueva moda, como lo fue el viagra en su momento, y como no tiene contraindicaciones, lo puede tomar cualquiera”, agrega Hernán, quien asegura que es el producto que más vende en su sex shop, a $80 el blister de cuatro pastillas.

Por su parte, el médico clínico Oscar Rancor afirma que el Huang He es una versión natural del viagra y pone muy en duda que sea mejor que el original. “Si un hombre tiene el deseo sexual bajo porque está estresado y cansado, y decide tomar ging seng, gynko biloba u otras vitaminas naturales, en una semana estará mejor. Pero si no hay deseo sexual, al igual que con el viagra, no va a funcionar porque el principal motor es el deseo”.

Férreo creyente de muchas de las expresiones de la medicina naturista, Rancor coincide en que el Huang- He no tiene contraindicaciones. Pero advierte que “si un hombre con problemas del corazón no tiene los recaudos habituales al tener sexo, puede sufrir un infarto de la misma forma que si no se cuidara al subir unas escaleras”.

En cuanto a si es recomendable que los jóvenes saludables consuman estos productos para tener una mejor performance, el médico dice que de ninguna manera. Lo mejor es, simplemente, destrabar la cabeza.

Comentar la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *