Popular Posts
Follow Us

SUJARCHUK QUIERE OTRO MANDATO

Dame dos

Mientras el peronismo busca reconfigurarse, el Intendente ya tiene decidido su papel en las próximas elecciones: irá por la reelección. Desde su círculo lanzaron el operativo clamor para hacer correr la voz.

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Por CIRO D. YACUZZI
cyacuzzi@dia32.com.ar

Al igual que el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, Ariel Sujarchuk (45) también tiene decidido ir por la reelección en 2019. Todavía no lo dijo -al menos frente a un micrófono-, pero la estrategia para las elecciones del año que viene ya está definida y por eso desde su círculo más cercano pusieron en marcha el operativo clamor.

Hasta hace unas semanas, el futuro político del jefe comunal no estaba del todo claro, porque en la baraja se venían manejando diversas hipótesis. Siempre la más lógica, segura y probable sería que apueste a consolidar su liderazgo en el territorio con un segundo mandato en la Intendencia. Pero también se hablaba de que podría llegar a integrar una fórmula provincial, concretamente como precandidato a gobernador por el PJ.

Finalmente, el panorama se despejó y ya es una certeza que Sujarchuk buscará un segundo período al frente del Municipio. Algo oportuno de definir cuando ya ingresó en la segunda mitad de su mandato, aunque prematuro para salir a anunciar a los cuatro vientos. Por eso, como es común en estos casos, el jefe comunal prefirió hacer correr la voz a través de interpósitas personas.

El operativo clamor se activó en Maquinista Savio, donde la agrupación Peronismo que Hace organizó un plenario de militantes de esa localidad. Allí, el principal orador fue el secretario de Gobierno, mano derecha y amigo del intendente, Javier Rehl, quien no anduvo con indirectas a la hora de dar el mensaje: “Hay que trabajar por la reelección del compañero Ariel Sujarchuk”, aseguró el funcionario oriundo de Merlo, cuya consigna fue aprobada por una eufórica aclamación.

Así, el oficialismo salió a marcar la cancha en el frente interno y Sujarchuk logró algo que tanto le cuesta al PJ en estos tiempos: definir un liderazgo detrás del cual marchar hacia la victoria.

“Cuatro años no alcanzan”

Tras el acto en Savio, DIA 32 dialogó con Rehl sobre el anuncio de la reelección de Sujarchuk: “Ariel no comunicó esto oficialmente, pero sí está en la expectativa, en la voluntad y en la convicción de todos los compañeros que tiene que ir por la reelección”, explicó. Y sostuvo que “todos coindicen que Ariel es el jefe político del peronismo de Escobar, no se discute su liderazgo ni su conducción”.

“En dos años y pico se generó un proceso de transformación muy grande en muchos ejes que eran demandas y problemáticas históricas. Pero para completar un proceso de transformación no alcanzan cuatro años”, expuso al fundamentar la aspiración de extender la actual gestión de gobierno hasta 2023.

“Hay cosas que se ven, como el asfalto, las luminarias, las mejoras en la recolección de residuos, la remodelación de las plazas públicas, la peatonal de la calle Yrigoyen para que las familias disfruten. Y en algunos casos se han concretado hechos fundacionales, como tener camas de internación en los centros de atención primaria, un Hospital de Adicciones y Salud Mental y empezar a resolver la demanda de vacantes del nivel inicial con la creación de jardines municipales”, amplió Rehl.

“Yo me siento orgulloso de formar parte de esta gestión y le pongo todas las horas del día a este proyecto porque sé que estamos generando una muy buena política para los vecinos. Tenemos derecho a equivocarnos porque hacemos un montón. Pero no se puede discutir que Escobar está distinto”, señaló el funcionario, principal espada política de Sujarchuk en el Ejecutivo.

Unidad y pertenencia

Las encuestas que cada tanto encarga le dan motivos de sobra a Sujarchuk para ilusionarse con prolongar por cuatro años su poder en Escobar. En algunos sondeos su gestión orilla una aprobación de 70 puntos, al igual que su imagen positiva. Si fuera por eso, ya podría darse por reelecto.

Sin embargo, estos números tendrán un correlato relativo en las urnas si el PJ no termina de reconfigurarse para llegar con chances de frenar la reelección de Macri. Sabido es que en una elección nacional los votos se traccionan desde arriba hacia abajo. Y si la cabeza anda mal, el resto de la boleta cae con ella. De ahí la importancia de que el candidato presidencial sea el mejor posible (léase, el que pueda sacar más votos).

En ese sentido, así como en el peronismo no hay quien dude de la vital importancia de la unidad, nadie sabe realmente cómo será posible alcanzarla. Abundan nombres y egos, pero ninguno sobresale de la media. Encima, la única figura que rompe el molde es Cristina Fernández de Kirchner, pero tiene casi tanta aceptación como rechazo, por lo que a lo sumo podría garantizar una derrota decorosa. No obstante, lo más probable es que la ex presidenta se autoexcluya de la conversación.

El escenario que se ve más probable, aunque falta mucho, es el de una gran PASO peronista, con dos o más candidatos presidenciables y un ganador legitimado por el voto detrás del cual se encolumnen todos. Mientras esto se define, Sujarchuk sabe que quizás los votos peronistas no le alcancen y pone el foco en seducir a los desencantados de Cambiemos y a aquellos macristas que ven con buenos ojos su gestión.

A esto se deben, en gran medida, tantos gestos de cordialidad y repentina empatía con los gobiernos de Nación y Provincia. Desde su adhesión al decreto presidencial para limitar la designación de familiares en la función pública hasta sus recientes halagos a la gobernadora Vidal en la apertura de los jardines municipales.

Este tipo de situaciones generaron algo de confusión y desconcierto en las filas propias, pero Rehl les da un marco de referencia político e institucional: “Nosotros somos opositores a la orientación y a la lógica que tiene el gobierno de Macri. Hablamos dos idiomas distintos. Pero del otro lado también encontrás gente súper piola, con ganas de hacer, y ahí nos juntamos. Además, Ariel fue y es un tipo de consensos”, explica.

Para despejar dudas y suspicacias, lo dice con todas las letras: “Ariel, si es candidato, lo va a ser por el espacio del peronismo. De eso ni hay ningún tipo de dudas”.

MÁXIMO DOS MANDATOS

Reelección con cepo

Sancionada en agosto de 2016, la ley provincial 14.836 marcó el fin de las cuestionadas reelecciones indefinidas al limitar a dos períodos consecutivos los mandatos de intendentes, concejales y consejeros escolares, así como también senadores y diputados bonaerenses. No obstante, cualquiera de ellos podrá volver a postularse para el mismo cargo una vez que haya transcurrido un período completo tras su cese en esa función. En el caso de Sujarchuk, si fuera reelecto en 2019 recién podría ser candidato a intendente en 2027.

DE ESCOBAR, A CHACO Y SAN LUIS

Un mes a pura “rosca” y actos

A nivel político, Ariel Sujarchuk anduvo por demás activo en marzo, un mes cargado de reuniones y encuentros partidarios que tuvo como principal acontecimiento el Encuentro Nacional de la Militancia realizado en la provincia de San Luis, el viernes 11 y el sábado 16.

En suelo puntano, Sujarchuk aprovechó la estadía para dialogar y sacarse fotos con las primeras figuras presentes, entre ellas el gobernador y anfitrión Alberto Rodríguez Saa.

Días antes, el martes 13, había viajado hasta Chaco junto al intendente de Merlo y presidente del PJ provincial, Gustavo Menéndez, para reunirse con el jefe comunal de Resistencia, Jorge “Coqui” Capitanich, uno de los tantos hipotéticos presidenciables.

Además, participó de un encuentro por el Día de la Mujer organizado por el Consejo de Partido del PJ de Escobar, en el que estuvo junto a la diputada nacional Cristina Alvarez Rodríguez. Y el sábado 16 cerró un plenario de la agrupación Macacha Güemes en Maschwitz. En ambas jornadas estuvo acompañado de su esposa, la también diputada nacional Laura Russo.

Notas relacionadas