Popular Posts
Follow Us

FRANCO ZUCULINI, FUTBOLISTA

Embajador escobarense en Alemania

Con sólo 39 partidos en primera Zuculini se fue de Racing al fútbol europeo. El Hoffenheim alemán pagó por él 6.700.000 dólares. Promete que algún día volverá a la Academia.

Por JAVIER RUBINSTEIN
Director de El Deportivo Magazine y El Deportivo Web

Miguel Angel Micó lo hizo entrenar con el plantel profesional de Racing en la pretemporada del verano ‘08. En abril ya debutó en la primera ante Arsenal; ese día la Academia volvió a ganar tras diez fechas de sequía. Algunas semanas después ya era titular y pieza clave para el DT Juan Manuel Llop en su lucha por zafar del temido descenso. En cancha de River patentó la “cabezona”, al tirarse de cabeza a los pies de Tuzzio y mandar la pelota afuera. Franco Zuculini sobresalió desde el principio, tiene ese plus extra que lo hace distinto a los demás. Sin ser habilidoso ni goleador, la gente lo idolatra y él se la supo ganar por su despliegue y sacrificio dentro de la cancha. Así llegó a la Selección de Maradona, debutando ante Panamá en un amistoso en Santa Fe.

En su corta carrera en Racing marcó dos goles: ante Rosario Central (enganchando varias veces antes de entrar al área) y con Boca, en el último torneo, definiendo bajo sobre Abbondanzieri. Su último partido en la Academia fue en Jujuy ante Gimnasia, con el equipo salvándose de la Promoción. El viernes 3 de julio todo el estadio racinguista lo ovacionó, le entregaron plaquetas y banderas recordatorias por su exitoso paso por la institución, donde estaba desde chico. El fútbol europeo lo espera y el Hoffenheim alemán será su nuevo nido, donde Franco sabrá desplegar las alas de su fútbol para que el mundo lo conozca en todo su potencial.

Primer mundo

“Alemania es otro mundo, no pensé que iba a ser tan lindo. Es un país hermoso y todo está muy ordenado. Lástima el idioma, que es muy difícil. Me sorprendió lo educados y respetuosos que son los alemanes, y también que allá a las diez u once de la noche ya está todo cerrado”.

Su nuevo club

“El Hoffenheim es un equipo que ascendió hace un año. Tiene un estadio impresionante y su predio de entrenamiento es inexplicable. El principal objetivo es sumar y que salgan buenos jugadores para que clubes importantes los compren. Allá no está la presión del hincha ni de los dirigentes, se juega con tranquilidad pero con mucha responsabilidad. En Alemania el fútbol es muy aguerrido y de ida y vuelta, yo tengo ese juego y por eso se fijaron en mí”.

Su paso por la Acadé

“No esperaba debutar en Racing tan rápido y menos una transferencia, todo se dio muy de golpe. Hice buenos entrenamientos, Llop me puso de titular y la verdad es que, con el apoyo de mi familia, de mis compañeros y los hinchas, pude desarrollarme bien dentro de la cancha y disfrutar los partidos que me tocó jugar. No hemos vivido situaciones buenas, pero de todo se aprende y con el nuevo cuerpo técnico pudimos dejar a Racing en primera división y estoy muy feliz por eso”.

La última ovación

“Me habían dicho que me iban a hacer una despedida pero no esperaba que sea así, fue inolvidable, es algo que pasa en Racing nada más… Es tanto el fanatismo que tienen los hinchas que hacen sentir al jugador muy cómodo, como en su casa. Quiero que sepan que algún día voy a volver a jugar en Racing”.

El Zucu más chico

Bruno tiene 16 años y es hermano de Franco. También juega en Racing y dio un salto enorme al pasar de la sexta división a la reserva hace sólo unos meses, en el partido ante San Martín de Tucumán. Juega de volante central y cuentan que tiene cosas de Marangoni y Redondo. El Hoffenheim también se fijó en él y se lo llevaría a préstamo a fin de año. Mientras tanto, continúa en el club de Avellaneda y entrena con la Selección Sub-17 que dirige el “Tata” Brown, campeón del mundo en México 86. Racing no lo quiere vender y por algo será…

Notas relacionadas