Popular Posts
Follow Us

UN CUARTO DE SIGLO EN LA MISMA ESQUINA

Bancar la parada

“Pocho” Caña cumplió 25 años con su puesto de diarios y revistas en Mitre y Tapia de Cruz. Hábitos, secretos y opiniones de un escobarense con parecidos conocidos.

El mundo avanza, la tecnología se renueva, las cosas cambian y todo se cuenta en los diarios y revistas. Hace 25 años que Héctor Ismael Caña (56) actúa de intermediario entre las noticias y la gente, desde el kiosco ubicado a pasos de la esquina de Mitre y Tapia de Cruz, en pleno centro de Belén de Escobar, en el que empezó un 1º de diciembre de 1986.

“Pocho”, como todos los conocen, es de los más madrugadores de la ciudad: cerca de las cuatro de la mañana, casi sin abrir los ojos, levanta el teléfono para saber por dónde anda el camión distribuidor que le traerá todos los tabloides y magazines del día.

1) ¿Cómo empezaste con el kiosco?
– Por mi suegro, Víctor Manuel “Carlitos” Van de Velde, que tenía el puesto de la estación. No le gustaba cómo atendía la persona que estaba acá y me lo ofreció.

2) ¿Cómo es la vida de un diariero?
– Es muy esclavizante, pero no me quejo, porque tuve sus frutos en relativamente poco tiempo. Aunque hace 25 años que no me voy una semana de vacaciones.

3) ¿Literalmente?
– Lo máximo que corté fueron dos días y medio, hace un par de años. Enganché el feriado del Día del Canillita y me fui con mi familia a la costa.

4) ¿No es demasiado agotador?
– Es lo que hay y la tengo que apechugar. Mis hijos -Ezequiel (25) y Juliana (20)- están estudiando y hay que ayudarlos.

5) ¿El nombre del puesto es por tu hijo?
– Sí, cuando refaccioné el puesto original le puse su nombre.

6) ¿Seguís teniendo algún cliente de aquel primer día?
– Un vecino de acá enfrente, “Pepe” Aguerrebere, hace 25 años que compra La Nación todos los días y El Gráfico. También compra revistas de tenis para el hijo. Cuando se va de vacaciones me trae una listita con lo que le tengo que guardar. ¡Hasta hace la cuenta y me deja la plata!

7) En 25 años, ¿qué cambió en el trabajo?
– Las ventas cambiaron mucho en cuanto a las cantidades. Antes se vendía mucho más. Ahora han desaparecido muchos títulos de revistas.

8) ¿Y cómo se mantiene el negocio si se vende tanto menos?
– Es que se deja de vender una cosa y empieza a venderse otra. Perdí clientes que compraban revistas baratas y gané otros que compran revistas más caras que me dejan más ganancia.

9) ¿Cómo se fueron transformando los diarios en este tiempo?
– Los diarios, en lugar de informarte, sacan promociones para vender más. Quieren que la gente compre el diario por la promoción, no por la información.

10) ¿Por qué pensás que bajaron sus ventas?
– Mucho tiene que ver Internet, sobre todo en estos dos últimos años. Con las revistas pasó lo mismo.

11) ¿Crees que tiene que ver también el cuestionamiento que últimamente se hace sobre los medios?
– Mucho no hablo de esas cosas con la gente, pero han salido títulos de diarios nuevos para competir con Clarín, por ejemplo, como el caso de Tiempo Argentino, y la verdad que no venden nada.

12) Proporcionalmente, ¿cuál fue el diario que más cayó en ejemplares?
Clarín. De un tiempo a esta parte, un día domingo, por ejemplo, cayó más de un 50%.

13) ¿Cómo es tu relación con el público?
– La gente ahora vive muy acelerada. Antes el cliente venía y charlaba un rato con vos. Ahora hay gente que ni buen día te dice.

14) ¿Qué es lo más te molesta de la gente que viene al kiosco?
– Que agarren las revistas y las manoseen sin pedir permiso. No sé si es el ritmo que llevan o si les falta un poco de educación.

15) ¿Cómo funcionan las ventas de revistas pornográficas?
– Eso desapareció hace mucho, ahora hay alguna que otra erótica pero pornográficas sólo vienen algunas con textos, sin fotos.

16) Pero algunos venden…
-Sí, hay kioscos que tienen pero no por distribuidora, no legalmente. A mí me han venido a ofrecer pero nunca acepté.

17) ¿Los clientes te piden pornografía?
– Siempre está el que pide. Vienen, se paran, enseguida te das cuenta. Miran algunas eróticas y después te dicen que tienen que hacer un regalo, que las necesitan para un amigo, para una despedida.

18) ¿Lees los diarios?
– Sí, algo leo cuando tengo tiempo. Pero sólo leo las informaciones que me interesan. Agarro un Clarín y lo leo de la mitad para atrás, espectáculos, deportes y el resto.

19) ¿Cuál fue el hecho periodístico que marcó tu récord de ventas?
– El caso Monzón y Alicia Muñiz. Se vendió de todo: diarios, revistas, fue impresionante. La gente venía y pedía. Traías el doble de revistas y se vendían. Al año siguiente, aunque no tanto, Olmedo.

20) ¿Y últimamente?
– Como aquello, nada.

21) ¿En las elecciones no vendiste más?
– La gente está aburrida de eso, no quiere saber más nada.

22) ¿Y a vos te interesa la política?
– No, cero, no me gusta.

23) ¿Qué es lo que más se vende hoy?
– A pesar de que bajó la venta, el diario que más se vende es Clarín. En cuanto a revistas de actualidad, Noticias y después las cholulas como Caras y Gente, y las femeninas como Cosmopolitan y Ohlalá se venden bien.

24) ¿La clientela es mayormente masculina o femenina?
– En esta zona es femenina, se venden muchas revistas de manualidades. Ahora viene la época de las fiestas y quieren hacer a Papá Noel, usar a goma Eva, el centro de mesa…

25) ¿Crees que Internet puede poner en riesgo la salida de los medios en papel?
– Todo depende de las edades. Con la juventud puede pasar eso porque te aseguro que no pisan un kiosco. Están todo el día “conectados”.

26) ¿No compran nada los pibes?
– Compran las revistas de la juventud: Popstars, TKM, Tú, Seventeen o cuando ocurren cosas excepcionales como la visita al país de Justin Bieber. Pero en cuanto a información, nada, salvo algún diario deportivo.

27) ¿Y la gente grande se acostumbró a Internet?
– No, la gente grande no va a dejar de comprar el diario nunca. Te dicen que les gusta sentir el papel, el olor, la tinta.

28) ¿Cómo es la relación con los colegas?
– No es mala, pero tendría que haber más compañerismo. Nos saludamos, charlamos, pero no existe eso de juntarse a comer algo y charlar una vez por mes. Está cada uno en la suya.

29) ¿Pensaste alguna vez en dedicarte a otra cosa?
– No, estoy bien acá. El único tema es que por momentos me siento atado, pero no me arrepiento y le voy a seguir dando para adelante hasta donde pueda.

30) ¿Hay algo más que te guste hacer?
– Siempre me gustó trabajar con los autos y por eso antes trabajaba en un auto radio. Estuve 9 años en ese negocio y aprendí a darme maña con muchas cosas, las cuales hoy aplico no sólo en autos sino haciendo reparaciones en mi casa.

31) Como nacido y criado, ¿qué opinás del Escobar actual?
– Que no avanza, que no hay una manzana que tenga todas las veredas sanas. No veo que avance como ciudad, la veo dividida en tres partes: de la vía para acá, de la vía para allá y de la Panamericana para aquél lado. Además, está muy sucia.

32) Para terminar, supongo que ya te habrán dicho que sos muy parecido a Filmus, ¿no?
– Y… algunos me gastan, pasan y me dicen: ¿Qué hacés Filmus, cómo andás? Yo me veo parecido a él pero también me veo parecido a Agustín Rossi. Una mezcla de los dos.

Notas relacionadas