Popular Posts
Follow Us

LA REBELDIA FISCAL DE LOS QUE MAS TIENEN

Deudores cinco estrellas

Cuatro de cada diez propietarios de viviendas en countries no pagan la tasa de servicios generales. Solo en lo que va del año, le deben más de 9 millones al Municipio y ARBA también les reclama 13 millones del impuesto inmobiliario.

Por CIRO D. YACUZZI
cyacuzzi@dia32.com.ar

Suele decirse que los que más tienen son también los más avaros. Y si no es cierto, igual tienen bien ganada su fama. Por caso, en agosto el partido de Escobar fue noticia nacional porque los habitantes de sus countries son los más deudores de la provincia de Buenos Aires. A nivel local el panorama no es distinto. Cuatro de cada diez contribuyentes residenciales no pagan la tasa municipal por servicios generales.

En números concretos, los barrios privados le deben a la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA) más de 13 millones de pesos en concepto del impuesto inmobiliario que se le cobra a todas las propiedades. En tanto, con el Municipio la mora por la tasa de servicios generales -antes ABL: Alumbrado, Barrido y Limpieza- alcanza un monto superior a 9 millones de pesos. La cifra fue suministrada a DIA 32 por la Secretaría de Hacienda de la Comuna.

Planteado desde un marco más conceptual, el hecho de no pagar la tasa de servicios generales significa negarse a aportar -como todos los contribuyentes están obligados- al mantenimiento y desarrollo de la comunidad en la que habitan, esa que está más allá de los muros y cercos electrificados en los que eligieron refugiarse, entre canchas de golf y lagos artificiales. Toda una cuestión de elite: los de adentro pagan expensas, y que los de afuera se arreglen solos.

Con lo que se recauda por medio de esa gabela se solventa la recolección de residuos, el barrido de las calles, el alumbrado público y el funcionamiento de la sede de la Universidad de Buenos Aires y de las salas de primeros auxilios. Ese es el concepto y el fin por el que existe ese gravamen, según lo normado por la Ordenanza Fiscal del Municipio. Por eso, que quienes están en mejores condiciones de afrontarlo se nieguen a hacerlo es de un egoísmo absoluto.

Nueve palos al Municipio

Se estima que en el partido de Escobar unas cinco mil familias viven en barrios privados, ya que el Municipio emite mensualmente 5.300 partidas a unidades funcionales. La morosidad promedio de estos contribuyentes supera ampliamente el 40%, según informaron en Hacienda, 41 de cada 100 no pagaron la tasa de servicios generales en lo que va de 2012. Así, la deuda acumulada entre enero y agosto genera un volumen global de $ 9.373.943,77.

Paradójicamente, uno de los countries que más dinero le debe al Municipio es nada menos que el Haras Santa María, de Loma Verde, donde es vox pópuli que el intendente Sandro Guzmán tiene una fastuosa propiedad. Los otros cuatro que menos cumplen con sus obligaciones tributarias con la Comuna son el Centro Urbanístico Barrancas de Escobar (CUBE), el Náutico Escobar Country Club (NECC), ambos de El Cazador; el Loma Verde Country Club y Campo Chico, de Matheu. En esas urbanizaciones, algunos propietarios acumulan deudas por entre 20 mil y 44 mil pesos, contabilizando los primeros ocho meses de 2012.

Solo durante este año, el Municipio emitió 8.184 notificaciones a barrios cerrados. Y desde 2008 lleva expedidas 51.441. Pese a esta presión, solo el 4% de los morosos corrigió su conducta.

Desde el Municipio explicaron a esta revista que para gestionar el cobro de estas deudas se llevan a cabo tres tipos de procedimientos acordes a distintos escenarios. El primero se llama “Fijo” y consiste en notificaciones, intimaciones, contactos telefónicos y acciones personalizadas. “Esta práctica la realizamos de acuerdo a la evolución de la cartera y a requerimientos que surjan como necesarios en distintos momentos de la gestión”, señalaron.

El segundo escenario es el “Semivariable” y se orienta al “análisis constante de la cartera asignada, realizando diagnósticos sobre su evolución y estableciendo estrategias para mejorar los índices de recupero”. El tercero es el “Variable”, donde “se modifican las acciones realizadas en función de los resultados obtenidos en la gestión de recupero. De esta forma, generamos procesos de mejora continua que nos permiten fortalecer los resultados obtenidos”, señalaron.

Pero como ninguna de estas estrategias alcanza para lograr niveles de recaudación más aceptables, en la Comuna indicaron que “se están evaluando distintos sistemas de intimaciones a través de la empresa Veraz, para su posterior envío a la Dirección de Apremios, en caso de no regularizarse la deuda”. Además, advirtieron que “algunas de las que más adeudan irán a remate”.

Haras Santa María, Centro Urbanístico Barrancas de Escobar (CUBE), Náutico Escobar Country Club (NECC), Loma Verde Country Club y Campo Chico son las urbanizaciones con más contribuyentes morosos, según el Municipio.

Trece palos a la Provincia

A principios de agosto, ARBA dio a conocer que 3.420 dueños de propiedades en countries del partido de Escobar le deben más de $13 millones en concepto de impuesto inmobiliario, por lo que anunció que comenzaría a intimarlos.

La deuda corresponde a propietarios de 37 countries, en donde se destacan el NECC-más de 1.9 millones pesos de deuda-, Miraflores (Garín) -más de 1.5 millones de pesos- y el CUBE -más de $1.3 millones-, según detalló el organismo en un comunicado de prensa.

El titular de ARBA, Martín Di Bella, cuestionó la “actitud irresponsable de estos deudores, que se muestran indiferentes con sus deberes sociales y no pagan los impuestos”. Agregó que “se trata de gente que posee una evidente capacidad económica y cuenta con recursos como para estar al día”.

Di Bella explicó que “la Provincia les está exigiendo a estos contribuyentes que asuman su compromiso con la sociedad y cumplan con sus obligaciones tributarias”. Al mismo tiempo, destacó que “además de las intimaciones, ARBA continuará con los operativos en countries para detectar construcciones sin declarar y combatir el incumplimiento”.

Voces de los countries

Los responsables de manejar las cuentas de dos de los countries que más le deben al Municipio se mostraron sorprendidos al enterarse de esta situación por DIA 32, según dijeron. También coincidieron en aclarar que las moras corresponden a propietarios sobre quienes no pueden ejercer presión más que para cobrar las expensas.

Desde el Haras Santa María señalaron que los lotes baldíos sin comercializar que están a nombre del emprendimiento están al día con la tasa que deben tributar por la tasa de servicios generales. “No tenemos un centavo de mora con el Municipio”, aseguró el contador Andrés Starc.

Por su parte, el gerente del NECC, Luis Menéndez, subrayó que “como institución el country está al día y tiene una excelente relación con el Municipio. Realizamos en conjunto el mantenimiento de la calle Kennedy y todos los años colaboramos con torneos de golf a beneficio de entidades necesitadas”, señaló.

“Nosotros alentamos la cobranza, siempre hemos propiciado que la gente pague, somos pro cobranza. Durante mucho tiempo el Municipio instaló una garita de cobro y le dio muy buenos resultados, pero eso hoy no se sigue haciendo. Es más, les propusimos un acuerdo para descontar las tasas directamente por expensas, pero no prosperó”, agregó Menéndez.

Aunque dijo no tener idea de que el NECC figura en la lista roja del Municipio, su gerente calculó que eso se debe a que en el country hay propietarios que no edificaron y no cumplen con sus obligaciones de pago. “Tenemos 15 lotes que no nos pagan hace diez años y eso va acumulando deuda. Ya llevamos contratados tres estudios jurídicos y no hay forma de lograr que paguen. Y así como deben las expensas también deben las tasas. Es un problema crítico y crónico, porque no le pagan al Municipio ni a nosotros”, manifestó.

El caso del country “fantasma”

Uno de los casos más emblemáticos de evasión tributaria del año se registró a fines de abril, en el partido de Escobar, donde ARBA detectó un country “fantasma” que contaba con 70 viviendas edificadas sin declarar ante el fisco. Se trataba de 15 mil metros cuadrados que nunca fueron incorporados por sus propietarios al catastro provincial, según informó el organismo.

El complejo “Jardines de Escobar”, ubicado sobre la calle Olazábal, en el barrio Bardessono, sólo tenía declarados 34 metros cuadrados edificados, 39 metros semicubiertos y un baño secundario. De esta manera, anualmente evitaba pagar $ 460 mil al Estado bonaerense por el impuesto inmobiliario.

Notas relacionadas