Popular Posts
Follow Us

HALLAZGO CIENTÍFICO

El alma nunca muere

Tras más de veinte años de investigación, dos académicos llegaron a la conclusión de que esta entidad abstracta que cada uno lleva en sí mismo permanece en el universo luego de que las personas fallecen.

Por ALEJO PORJOLOVSKY
aporjolovsky@dia32.com.ar

Y un día sucedió lo que nadie se imaginaba: la ciencia y la religión, dos caminos totalmente opuestos, se encontraron en un estudio científico llamativo y novedoso que demostró de manera empírica algo que por siglos fue un caballito de batalla del orden dogmático. Tras más de veinte años de investigación, dos reconocidos especialistas llegaron a una conclusión sorprendente: el alma de las personas nunca muere.

Esta entidad abstracta, definida por la Real Academia Española como la “parte inmaterial” de todos los seres humanos, funciona en tándem con el cuerpo y por muchos es considerada fundamental para constituir la identidad de cada uno.

Pese a que no se ve ni se percibe, si ella no existiera los seres humanos no seríamos los mismos y millones de psicólogos quedarían en la calle.

El estadounidense Stuart Hameroff, doctor en Anestesiología y Psicología y responsable del Centro de Estudios de la Conciencia de la Universidad de Arizona, y el británico Sir Roger Penrose, físico matemático de la Universidad de Oxford, le dieron vida a la Teoría Cuántica de la Conciencia, que establece que el alma de cada uno está contenida en unas estructuras llamadas microtúbulos, ubicados en las células cerebrales.

 

La versión completa de este artículo se encuentra publicada en la revista DIA 32 de Diciembre de 2017.

Disponible en todos los puestos de diarios y revistas del partido de Escobar hasta el 4 de Enero de 2018 inclusive.

  •  
  •  
  •  
  •  

Notas relacionadas