Popular Posts
Follow Us

OMAR LEÓN

“Garín creció de una forma desproporcionada”

Director de la revista Letras, presidente del cuartel de Bomberos Voluntarios y funcionario público, una personalidad polifacética que habla de todos los temas y pide que haya “más paz entre la gente”.

Por DAMIAN FERNANDEZ
dfernandez@dia32.com.ar

1 ¿Cómo nace Letras de Garín?

La historia se remonta al año ‘86, trabajaba en una imprenta y siempre hacíamos revistas para otros. Entonces se me ocurrió hacer una revista en Garín. Se llamaba Nómbrelo por usted y la hicimos hasta el ‘89 por el tema de la hiperinflación. Después empecé un programa en radio Master de Garín y se nos ocurrió hacer una gacetilla con los programas de la grilla que se llamaba Letras de Master. Pasó el tiempo y la radio dejó de funcionar, pero yo seguí con la revista cambiándole simplemente el nombre a Letras de Garín.

2 ¿Siempre te gustó escribir?

Sí, me encantaba. Siempre hacía las editoriales, notas, algunas entrevistas. Hacíamos un poco de periodismo, pero siempre con las limitaciones del trabajo, porque toda mi vida viví de la imprenta. Entonces, el tiempo que me dejaba libre o hacía radio o las revistas.

3 ¿Tenías competencia en esa época?

Cuando entré a Garín en el año ‘86 estaba La Hoja de Garín; después, la mayoría venía de otros lados. Había periodistas de Escobar y gente de Matheu que también hacía periódicos. En ese momento ya no había revistas porque la mayoría cubría la ciudad desde Escobar. Yo nunca me fui de Garín y los 25 años se hicieron desde acá.

4 Me imagino que los comienzos habrán sido duros…

Sí, sí. Más que nada porque en esa época no había computadora, el diseño era manual, había que hacer los títulos con letra set. Era una época muy artesanal, muy linda. Pero mi problema siempre fue que no me dediqué full time a la revista.

5 ¿Antes era más fácil o más difícil conseguir auspiciantes?

Era más difícil, porque cuando vos empezás con el año Nº1 todos desconfían. Cuánto tiempo vas a estar, cuánto tiempo vas a hacer esto… Al principio es muy duro.

6 ¿Y cómo está la mano ahora?

Y… después de 25 años es más fácil. La gente te llama para decirte que va a poner un negocio y que quiere hacer publicidad porque le contaron de vos. La revista está andando bien.

7 ¿Vivís de Letras?

Ayuda mucho, pero no se vive. Yo siempre tuve otro trabajo. Cuando empecé a trabajar en la Municipalidad dejé la imprenta. Es muy difícil hacer periodismo en un partido chico como el nuestro y poder vivir de eso. No es tan fácil y lo debés saber (risas).

8¿Cómo definirías a la revista?

La considero una revista comunitaria. La idea es que cualquier vecino se pueda expresar, ya sea a través de un cuento o una poesía.

9 También funciona como una guía comercial…

Sí, muchos la toman como guía comercial.

10 ¿Consumís medios locales?

Sí, soy un lector empedernido. Mucho de páginas de Internet, los leo a ustedes, los medios de Escobar, los de Garín, todo. La radio me apasiona, pero no escucho mucho ni miro mucha televisión.

11 ¿Creés que podrían ser mejores o se conforma con lo que hay?

Me gusta mucho lo que hay. Es variado, es mucho, porque para un partido tan chico como Escobar a mi criterio hay muchos medios. Y además cubren desde distintas ópticas.

12 Cambiando de tema, ¿cómo llegaste a la presidencia de los Bomberos?

Hace casi 15 años el cuartel no estaba muy bien y el que era jefe en ese momento me invitó a formar una comisión nueva para cambiar la imagen. Cuando vine éramos dos solamente: José “Pepe” Bence y yo. Era bastante profundo lo que había que hacer y el primer consejo que me dieron fue: “Te vas a embarrar”. Pero bueno, me quedé, se trajo gente de años y me dijeron que tenía que ser presidente. Yo no había sido presidente de nada. Tenía 42 años y era un novato.

13 ¿Es un trabajo sencillo o requiere mucha capacidad?

Se necesita de todo: capacidad, mucho esfuerzo y dedicación. Cuando crece tanto es prácticamente una empresa. Tenés trece, catorce móviles y gastos inmensos. Entonces, necesitás gestionar subsidios, colaboraciones, rifas. El cuartel es algo que genera muchísimo gasto y más si querés ir renovando, mejorando.

14 Hace poco hubo graves denuncias contra el cuartel, ¿se investigó al respecto?

Nosotros nos pusimos a disposición de la Justicia. Nadie presentó algo formal, fue solamente periodístico, cosas por Facebook y por algún medio local. Estamos con los libros a disposición de todos los socios que quieran verlo.

15 ¿O sea que la situación actual es buena?

Sí, totalmente. Bomberos no tiene deudas, no tiene problemas. Se está trabajando y cubriendo todos los servicios. En líneas generales estamos bien, unidos y por crecer.

16 ¿Pensas que algún día los bomberos de Argentina dejarán de ser voluntarios para cobrar un sueldo como cualquier trabajador?

Creería que no quieren. Les he preguntado a los chicos si quisieran ser profesionales pagos y ellos quieren ser voluntarios. Es todo un tema. Habría que darle a cada bombero la posibilidad de optar entre cobrar o no. Quizás lo que tendría que haber es mayor presencia del Estado para cubrir todos los gastos: ropa, combustibles, servicios. Porque tenemos que salir a pedir a uno o al otro. Somos mangueros profesionales.

17 También sos un hombre muy vinculado a la gestión pública. En ese sentido, ¿qué balance hacés de tu paso por las delegaciones de Garín y el barrio 24 de Febrero?

Para mí fue una linda e importantísima experiencia. El hecho de ser delegado de la ciudad donde vivo y desarrollo mi labor periodística fue como un reconocimiento. Puse el mejor esfuerzo posible. Que se pudo haber hecho mejor, seguramente.

18 Mucha gente opina que los delegados no pueden hacer grandes cosas y que son meros fusibles. ¿Es tan así?

Vos contás con una cantidad de herramientas, después está en vos hacerlas funcionar. También podés hacer un trabajo parecido al de Bomberos y pedir que alguien te ayude. Y lo vas logrando, cuidando, porque no tenés mucho, pero tenés que cuidar las herramientas y llegarles a los empleados para que las cuiden también.

19 ¿Siempre viviste en Garín?

No. Nací en General Campos, un pueblito de Entre Ríos, y a los 17 años vine a hacer la América a Buenos Aires. Empecé a trabajar en una imprenta en San Isidro, después me mudé a Victoria y por último a Garín, en el ‘88, donde pude comprar un terreno y asentarme.

20 ¿Cómo lo ves actualmente?

Con un crecimiento enorme. En 30 años Garín creció de una forma desproporcionada si se quiere.

21 ¿Y al país?

Hay muchísimas cosas que están bien hechas y otras que no tanto. Uno en la inmediatez puede pensar en algo que le convenga, pero también mira a futuro y le gustaría que sigan proyectándose buenas cosas. Y que temas tan sensibles como el de la inseguridad mejoren.

22 ¿Creés que habrá un cambio a partir del 10 de diciembre?

Sí o sí van a haber cambios porque lo están reconociendo los dos candidatos. Cada cual va a poner su impronta, por supuesto, pero hay cosas que seguramente tendrán que ser mejoradas.

23 Yendo a tus gustos, ¿equipo de fútbol?

Boca.

24 ¿Una comida preferida?

Guiso de arroz.

25 ¿Un hobby?

La pesca, me apasiona. Cuando puedo me escapo.

26 ¿Qué música escuchás?

Mucho rock nacional. Siempre me gustaron Gieco y Charly.

27 ¿Película favorita?

Kramer vs. Kramer.

28 ¿Un viaje inolvidable?

La ciudad de Torres, en Brasil. Fui manejando la Renault Express sin aire acondicionado en pleno verano, pero fueron muy lindas vacaciones en familia.

29 ¿Tu mayor pasión?

Mis hijos, siempre me pudieron.

30 ¿Qué harías si ganaras un millón de dólares?

¡Es mucho dinero! Cuando alguien gana el Quini 6 siempre me cargan porque yo digo que no conviene ganarlo, porque sí o sí te cambia la vida. Ya no podés estar en el mismo lugar porque tenés dinero y corrés riesgo. Ya tenés otra forma de vida. ¿Si negociamos 200 mil? (risas)

31 ¿Te arrepentís de algo?

Uno siempre tiene mil cosas para arrepentirse, pero hay que mirar para adelante. Aprender de los miles de errores que uno va cometiendo y no repetirlos.

32 ¿Un deseo?

Que haya más paz entre la gente.

FICHA PERSONAL

Omar León nació el 1º de julio de 1962 en General Campos, Entre Ríos, pero a los 17 años se mudó a Buenos Aires y en el ‘88 se radicó definitivamente en Garín. Está divorciado, pero fruto de ese matrimonio tuvo tres hijos: Matías (30), Gonzalo (27) y Nicolás (25). Desde 1990 dirige la revista mensual Letras de Garín, una de las más antiguas del distrito. De oficio imprentero, fue delegado municipal y actualmente se desempeña en el servicio de emergencias PREME de Escobar. Además, es el presidente de los Bomberos Voluntarios de Garín. Lo que se dice, una persona polifuncional.

Notas relacionadas