Popular Posts
Follow Us

GASTÓN FABBIANI

La magia de hacer hablar

Vecino de Matheu con alma de showman, apostó por el arte de la ventriloquía y le dio vida sacando un conejo de la galera. Además, hace burbujología. Hasta el Seminari no para.

  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Por SOFIA MORAS
smoras@dia32.com.ar

La gratificación más grande de un ventrílocuo es lograr que el público dirija su atención casi exclusivamente al objeto inanimado al que se le “da vida”. Este arte, que adquirió popularidad en la Argentina gracias a Chasman y su muñeco Chirolita (ya utilizado en lunfardo para designar a una persona que es “títere de otra”), en la actualidad resulta muchas veces desconocido o raro de ver.

Sin embargo, Gastón Fabbiani (31) se animó a incursionar en el estudio de este oficio y hoy lo practica orgulloso acompañado de su simpático, tierno, y a la vez cómico y punzante conejo Atilio. “El Gran Showman”, como decidió llamarse artísticamente este vecino de Matheu, fusiona la ventriloquía con magia de salón, burbujas gigantes y humor para todas las edades.

Antes de comprobar que se podía vivir de alegrar y divertir a la gente, Fabbiani se recibió de Agente de Propaganda Médica, pero no ejerció, ya que estaba conforme con su trabajo en una empresa automotriz. Las ganas de hacer algo distinto, sumado al impulso de su padre, Oscar, lo condujeron a trazar un nuevo camino.

Comenzaron hace seis años, en sociedad, con Copadísimo, una empresa de entretenimientos que en principio ofrecía el alquiler de juegos inflables. A poco de andar, descubrieron que hacían una muy buena dupla y sumaron a su oferta la animación de eventos.

Participar de cumpleaños infantiles le reveló a Fabbiani que disfrutaba mucho de estar en contacto con los niños y que, aparte, tenía buena llegada a ellos. Entonces, decidió ir por más.

Para enriquecer su show y cumplir un sueño pendiente, comenzó a estudiar en la escuela “El Bar Mágico”, en Capital: “Elegí abocarme a la magia de salón que es más visual, de escenario, y no precisa gran técnica de manos como en la cartomagia, por ejemplo. Practiqué mucho tiempo, pero nada es difícil si hay sacrificio, voluntad y dedicación”, comenta.

Fiel a su estilo, continuó buscando nuevas opciones y pronto se encontró con otro mundo, tan encantador como el de los trucos y hechizos.

 

La versión completa de este artículo se encuentra publicada en la revista DIA 32 de Marzo de 2019.

Disponible en todos los puestos de diarios y revistas del partido de Escobar hasta el 4 de Abril de 2019 inclusive.

Notas relacionadas