Popular Posts
Follow Us

GUZMAN Y OTROS CASOS

Licencias para todos

El ejemplo del intendente de Escobar y diputado nacional del Frente Renovador es el más emblemático, pero no es el único. Un vistazo por lo que sucede en la Cámara baja del Congreso y el proyecto de Elisa Carrió.

Por CIRO D. YACUZZI
cyacuzzi@dia32.com.ar

Dígame licenciado”, le pedía Lucas Tañeda a Chaparrón Bonaparte, en un célebre diálogo de la serie mexicana Chespirito, la genialidad del recientemente fallecido Roberto Gómez Bolaños. Esa conversación entre los entrañables chifladitos bien podría darse hoy en el Congreso de la Nación, donde varios de sus integrantes hacen uso y abuso del sistema de licencias para mantener simultáneamente dos cargos electivos.

El caso más emblemático es el de Sandro Guzmán, sin dudas. En noviembre del año pasado pidió licencia en el Municipio para asumir como diputado nacional y ahora acaba de echar mano al mismo recurso para volver a la Intendencia de Escobar sin resignar su escaño. Al menos hasta que termine febrero, cuando venza el plazo del pedido que le aprobaron sus pares.

Todo indicaba que Guzmán renunciaría a la Cámara baja. Y aunque no dio explicaciones sobre el repentino cambio de decisión, trascendió que se debería a una puja interna del Frente Renovador con quien debe reemplazarlo: el peronista Horacio Alonso, de Tres de Febrero.

Como sea, el alcalde de Escobar se convirtió en el único intendente que no declinó de su cargo en el Congreso para volver al territorio. Un hecho único del que, claro está, no podrá vanagloriarse. Cierto es también que Guzmán ya contaba con antecedentes similares: en su época pattista licenció todo un mandato de concejal -tampoco renunció- para permanecer al frente de la Secretaría de Gobierno.

Ahora bien. Así como la del oriundo de Garín dista de ser una conducta ejemplar, las elecciones del año pasado dejaron a varios dirigentes en la misma situación y casi todos eligieron, al menos de entrada, el mismo camino.

Por el lado del Frente Renovador, recién en septiembre Darío Giustozzi optó por declinar a la Intendencia de Almirante Brown para continuar su carrera política como legislador nacional. Mucho antes lo habían hecho su líder y aspirante a presidente, Sergio Massa, en Tigre; y Gilberto Alegre, en General Villegas.

En el Frente para la Victoria, el “indeciso” Martín Insaurralde también jugó a dos puntas con sus cargos hasta donde pudo: acaba de anunciar que en diciembre dejará el Congreso para retomar la gestión de gobierno en Lomas de Zamora.

Otros intendentes que pidieron licencia en sus municipios para ser diputados nacionales son los kirchneristas Ricardo Moccero (Coronel Suárez) y Fabián Francioni (Leones, Córdoba). En tanto, el radical Miguel Tejedor dimitió a su banca para volver a conducir los destinos del municipio de Charata, Chaco.

Ante el inaudito desmadre provocado por el festival de licencias, el kirchnerismo y la oposición comenzaron a avanzar en la elaboración de un proyecto para reformar el reglamento de la Cámara. La idea es incluir una incompatibilidad de cargos que le ponga punto final a este tipo de especulaciones.

La iniciativa fue propulsada por la díscola Elisa Carrió, quien a fines del año pasado había puesto el grito en el cielo por el masivo desembarco de intendentes “licenciados”. Incluso intentó impugnar la asunción de Insaurralde, Guzmán y todos aquellos que no renunciaran a su cargo electivo anterior.

La diputada de la Coalición Cívica advirtió que los intendentes bonaerenses estarían vulnerando la Ley Orgánica de las Municipalidades, cuyo artículo 7 dice: “Las funciones de intendente y concejal son incompatibles con las de gobernador, vicegobernador, ministros y miembros de los Poderes Legislativo o Judicial, nacionales o provinciales”.

Tras fracasar en los estrados judiciales, “Lilita” retomó la cruzada por la senda legislativa. Y parece altamente probable que logre su objetivo antes de la próxima renovación de cargos parlamentarios.

Pase lo que pase, algo es seguro: esta vez no habrá discusiones en que Carrió tiene razón.

Notas relacionadas