Popular Posts
Follow Us

UNA CONFUSIÓN EVITABLE

Revuelo en el Paraná

El proyecto para poner en valor la costanera quedó inmerso en una controversia por la venta de una parcela fiscal. Mala comunicación, intereses en juego y la promesa de saldar una deuda histórica.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por CIRO D. YACUZZI
cyacuzzi@dia32.com.ar

En la pomposa apertura de las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, el jueves 5 en el predio de la Fiesta de la Flor, Ariel Sujarchuk hizo varias autocríticas en voz alta. Una de ellas, pecar de apurado en el afán de hacer y cometer errores evitables. Loable actitud la de reconocerlo públicamente, aunque 24 horas después de haberlo dicho haya vuelto a reincidir. Así, lo que podría haber sido un anuncio para la ovación quedó envuelto en sospechas y elucubraciones entre exageradas y mal intencionadas, como acaba de pasar con el proyecto para poner en valor la costanera del Paraná, una asignatura pendiente de su gestión y de todos los intendentes anteriores.

Quizás a Sujarchuk le faltó tacto para intuir que el proyecto, al incluir la venta de una parcela municipal para financiar y complementar las futuras obras, podía hacer algo de ruido si no era apropiadamente explicado a la comunidad, máxime teniendo en cuenta no solo la trascendencia del tema sino las complejas particularidades técnicas y legales. De haberlo hecho, tal vez se hubiera evitado algunos disgustos.

El hecho de que los concejales del oficialismo no dieran el brazo a torcer el viernes 6, negándose a dejar en comisión el expediente como reclamaban los vecinos y productores del Delta que se acercaron al Concejo Deliberante, tampoco contribuyó a dar el mejor marco. Hasta fue un gesto de tozudez y torpeza política, teniendo en cuenta que tres días después había otra sesión en la que el asunto podría tratarse con todas las dudas aclaradas y echando por tierra las suspicacias.

De lo que no puede culparse al intendente, en cambio, es de que dos concejales opositores decidan aprovechar el revuelo para tratar de sacar algún rédito en medio de la confusión. Y menos de que los productores del Paraná hayan llamado al canal TN para denunciar “la venta del puerto”, algo que quedó taxativamente prohibido en la ordenanza cuya sanción atestiguaron.

Pocas veces una buena noticia fue tan mal comunicada.

El proyecto original

Con fecha 17 de octubre de 2017, se inició en el Departamento Ejecutivo un expediente referido a la revalorización y el embellecimiento de la ribera del Paraná. En el mismo, a lo largo de varias fojas se hace una caracterización general del estado de los 800 metros lineales de la costanera pública, su “atraso estético y estructural” y la necesidad de “favorecer el crecimiento social y comercial de la zona”.

Ante este panorama, por todos conocido, se propone un plan de mejoras con “bulevares parquizados, veredas, áreas de juegos y servicios, senderos saludables, espacios para ferias itinerantes, servicios y áreas”. Hasta ahí, nada que discutir.

La versión completa de este artículo se encuentra publicada en la revista DIA 32 de Mayode 2018.

Disponible en todos los puestos de diarios y revistas del partido de Escobar hasta el 31 de Mayo de 2018 inclusive.

Notas relacionadas