Popular Posts
Follow Us

EL SORPRESIVO CASO DE ALFREDO CORONEL

Custodio “arrepentido”

El ex chofer y guardaespaldas de Guzmán le inició una demanda por tenerlo en negro nueve años y despedirlo. Afirma que trabajaba full time para él y un grupo de empresas que le pertenecerían.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por CIRO D. YACUZZI
cyacuzzi@dia32.com.ar

Donde Sandro Guzmán iba, ahí estaba él. Siempre de traje, anteojos oscuros y a una prudente distancia de los hechos, aunque alguna que otra vez también supo llevarle el paraguas para resguardarlo de la lluvia. Más que chofer y acompañante, Alfredo Héctor Coronel (55) era un escolta de tiempo completo.

Se había ganado cierta fama de tipo confiable, incondicional y leal. A nadie se le hubiera ocurrido pensar que, paradójicamente, terminaría convirtiéndose en una pesadilla del ex intendente, a quien le inició una demanda por haberlo despedido sin nunca registrar la relación laboral. Básicamente, lo que se dice trabajo “en negro” o clandestino.

DIA 32 tuvo acceso al expediente que se tramita en el Tribunal de Trabajo Nº4 de San Isidro. De allí surgen los detalles que se mencionarán a continuación, donde el ex policía federal y vecino de Garín da su versión del tipo de relación que tenía con Guzmán. Quien lo patrocina es el abogado Héctor Salguero.

 

La versión completa de este artículo se encuentra publicada en la revista DIA 32 de Septiembre de 2018.

Disponible en todos los puestos de diarios y revistas del partido de Escobar hasta el 4 de Octubre de 2018 inclusive.

Notas relacionadas