Popular Posts
Follow Us

NAHUEL MUTTI

“Me enamoré de Maschwitz”

Hace doce años se vino a vivir al barrio Las Chacras, junto a sus hijos y su esposa, Catarina Spinetta. Cuenta que le costó adaptarse, pero que ya empezó a “echar raíces”. De hecho, filmó dos películas en Escobar: Antes del estreno y Primavera.

Por SOFIA MORAS
smoras@dia32.com.ar

Cuando todavía vivían en Belgrano, Nahuel Mutti (40) y Catarina Spinetta (39) se acercaron a Maschwitz a visitar una familia amiga. En cuanto llegaron a la casa, sus hijos se bajaron del auto y empezaron a gritar: “¡pasto, pasto!”. En ese momento, los dos entendieron que era un mundo nuevo para ellos y que necesitaban proyectar su cotidianeidad en un lugar con más naturaleza.

“A pesar de que vivíamos en un departamento muy lindo, no dejaba de ser un departamento con alguna que otra maceta. La salida para los chicos era dar la vuelta a la manzana en la bicicleta. Y tanto la plaza más cercana como el colegio al que iban eran de cemento”, recuerda el actor en diálogo con DIA 32.

Si bien él y su esposa disfrutaban de los atractivos de la ciudad, se aventuraron a vivir en una casa con jardín y perros. Eso sí, se propusieron que si en 1 ó 2 años no se acostumbraban, volverían a la Capital. El día de la mudanza fue el 1º de julio de 2005. Hoy, doce años después, la pareja y sus tres hijos -Ángelo (16), Benicio (15) y Justina (6)- viven en el barrio Las Chacras, donde forjaron su dulce hogar.

¿Cómo fue el proceso de la adaptación de Capital a Maschwitz?

En lo personal, los primeros 3, 4 meses fueron todo bien. Después me agarró como un bajón de extrañar la ciudad. El primero, para mí fue un año con un poco de angustia. En cambio, mi mujer y mis hijos estaban encantados desde el principio. Después, bueno, me enamoré de este lugar y ahí fue que empecé a echar raíces, abrirme, conocer gente, trabajar y filmar películas. Mis hijos fueron a tres colegios de la zona, con diferentes tipos de educación y estratos sociales. Entonces salen a la calle y tienen muchos amigos. Durante un año di clases de teatro para adolescentes en el Paseo Mendoza, en Sarambí, y estuvo buenísimo. Lo dejé porque tenía actividades de teatro y no me daban los tiempos.

¿Cómo manejan la rutina laboral? ¿Viajan mucho a Capital?

Tanto mi mujer como yo, al ser artistas, no tenemos horarios fijos, entonces no viajamos en horas pico. Vamos a contramano del tránsito, lo que está bueno. Como no voy todos los días, ir a Buenos Aires es un lindo plan. Vamos a visitar familia, amigos, al cine, al teatro. También para ensayos y funciones.

 

La versión completa de este artículo se encuentra publicada en la revista DIA 32 de Noviembre de 2017.

Disponible en todos los puestos de diarios y revistas del partido de Escobar hasta el 30 de Noviembre de 2017 inclusive.

  •  
  •  
  •  
  •  

Notas relacionadas