Ya retirado de los cuadriláteros y con una mínima residencia en el distrito, el ex campeón de kick boxing anunció su decisión de ser precandidato en 2015. “No vengo a chorearme ninguna gallina. Yo soy diferente”, afirma.
blank

Por CIRO D. YACUZZI
cyacuzzi@dia32.com.ar

Casi irremediablemente, cada cuatro años la política escobarense depara alguna sorpresa. No siempre agradable ni exitosa, pero sorpresa al fin. Figuras que irrumpen en la escena pública local -algunos, poco menos que de la nada- y anuncian sus aspiraciones de manejar las riendas de la Intendencia.

Casi todos ellos han tenido un destino común: el papelón electoral. Salvo Luis Patti, que se hizo famoso como policía duro y llegó sin escalas al poder local, el resto fracasó rotundamente. “Kito” Cantaluppi (2011), Christian Spoltore (2011), “Larry de Clay” Biaggioni (2007) y “Chiche” Ranieri (2003) son algunos de los antecedentes más cercanos.

La regla general que se deduce de estas experiencias e invenciones es que ni la popularidad, ni la declamación de buenas intenciones, ni la consideración de “buen vecino” -y mucho menos el mero paracaidismo- son cualidades suficientes para seducir, por sí solas, al universo electoral. Empero, Jorge “Acero” Cali dice estar dispuesto a dar pelea para revertir este derrotero.

Sin ningún pergamino político para exhibir, conocido por su pasado en el mundo de las artes marciales mixtas -fue tres veces campeón de kick boxing- y señalado como custodio del ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno -lo cual desmiente-, Cali (42) ya arrancó su campaña por la Intendencia de Escobar y deja entrever que cualquier colectivo lo dejará bien para llegar a su objetivo.

“Conmigo no se jode”

Cali nació en Ciudadela y hace unos años está radicado en un country de Belén de Escobar, lo cual lo habilita para postularse a pesar de su ínfima relación con el distrito.

“Un grupo de vecinos y políticos, que están fuera del circuito perverso de la política, me propusieron que yo sea el próximo intendente de Escobar y estoy dispuesto a serlo por una vocación de servicio”, afirmó en sus primeras declaraciones en condición de precandidato, en las que dejó un puñado de frases fieles a su estilo rudo y picante.

“Vengo a proponer un cambio real, para que se dejen de robar la plata de la gente. No tengo ninguna necesidad de ingresar a la política para ganar dinero, porque eso ya lo hice como deportista y como empresario me está yendo muy bien. No me interesa un sueldo ni vengo a chorearme ninguna gallina. Quiero demostrar que soy diferente”.

“Realmente no sé quien es el intendente en Escobar, porque antes a los intendentes se los veía en los barrios, en donde la gente los necesitaba, pero hoy preguntás por el intendente de Escobar y nadie levanta la mano. A mí si me van a ver en la calle trabajando”.

“Si el gobernador es Scioli, Insaurralde, Massa, Menem o Cacho Castaña, no me importa. Estoy abierto a todo. Soy una persona que sabe que (Mauricio) Macri mide, que (Daniel) Scioli mide, que Sergio (Massa) mide, y lo único que quiero es ser el intendente de Escobar y ayudar a quienes nos gobiernen a nivel provincial y nacional”.

Asiduo invitado de los programas de Alejandro Fantino y Jorge Rial, el ex luchador protagonizó el año pasado un duro cruce con el periodista Jorge Lanata, quien en sus programas de radio y televisión lo acusó de “regentear un garito en el Abasto”. “Es un gordo payaso”, retrucó “Acero” en aquella ocasión. Y le advirtió: “Ojalá que no te pase nada”.

Hoy distanciado de los escándalos mediáticos, el musculoso ex deportista apuesta a construir un nuevo perfil radiante de confianza y optimismo: “Sé que hay cosas por hacer en Escobar que son difíciles, pero lo imposible no existe para una persona como yo. Si a mí me dan la oportunidad de ayudar se van a llevar una sorpresa, porque conmigo no se jode. Voy por la gloria”, promete.

Por lo pronto, el primer eslogan de su campaña mueve más a risa que a tomárselo en serio: “Hacelo, Cali”.

blank

Comentar la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *