Popular Posts
Follow Us

VIOLENCIA DE GÉNERO

El destape del horror

Las denuncias de acosos, abusos y violaciones se multiplican en redes sociales y medios de comunicación. En el partido de Escobar, la Dirección de Políticas de Género atiende 30 casos diarios relacionados a maltratos domésticos.

  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

Por FLORENCIA ALVAREZ
falvarez@dia32.com.ar

Es como si hubiese explotado una olla a presión que hizo saltar por los aires a la vergüenza, la humillación, al abuso, a la costumbre de dejar guardados los trapos sucios dentro de casa. A las falsas creencias de pensar que lo que el otro dice está bien, simplemente porque el otro, a través de la manipulación, supo ganar poder.

Algunas de las leyes promulgadas durante el kirchnerismo -como la que intensifica las penas en casos de homicidios motivados por condiciones de género o la ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los diferentes ámbitos-, el surgimiento del movimiento Ni Una Menos en 2015 y tantos otros que le siguieron, el creciente número de femicidios y la instalación del tema en medios y redes sociales destaparon la problemática de la violencia de género. Algo que, por supuesto, no es nuevo sino que data de añares.

Las historias que se leen y se escuchan parecen salidas de películas de terror. Ocurren en todos los estratos sociales y se materializan bajo diferentes formas: física, psicológica, sexual, económica, patrimonial, social y vicaria, donde los atacados terminan siendo los hijos para dañar a la pareja.

Según las estadísticas, este destape no apaciguó ni redujo los casos de violencia. Se siguen produciendo incluso femicidios en cantidades aterradoras. El avance es que hoy las mujeres cuentan con más herramientas para protegerse.

En el partido de Escobar, la Dirección de Políticas de Género recibe casi treinta consultas diarias por situaciones de violencia en su oficina de Colectora Este 659, en Belén de Escobar. Un número que va en aumento porque el promedio sube, nunca disminuye.

Las denuncias se reciben a través de múltiples canales. Pueden ser derivadas por la Comisaría de la Mujer y la Familia, organismos judiciales, áreas municipales o mujeres que se presentan de manera espontánea.

“Cada situación es diferente”, afirma la directora de Políticas de Género, Lorena Vogel. Y explica: “Tratamos los casos de manera individual dando atención, contención, acompañamiento psicológico y ocupándonos del seguimiento muy de cerca”.

La víctima llega con un abanico de problemas que no se pueden tratar en una sola dirección. Pero, como dice la funcionaria: “Lo importante es que lleguen, no importa cómo”. De ahí en más, ya con la situación en manos de profesionales, se toma una decisión sobre el rumbo a seguir.

“Lo peor es el miedo que las mujeres tienen de denunciar. A veces lleva tiempo dar ese paso, porque luego hay que sostenerlo y eso suele ser lo más difícil”, señala. Es que los agresores pueden ser muy persuasivos cuando llegan llenos de arrepentimiento a pedir disculpas.

 

La versión completa de este artículo se encuentra publicada en la revista DIA 32 de Enero de 2019.

Disponible en todos los puestos de diarios y revistas del partido de Escobar hasta el 31 de Enero de 2019 inclusive.

Notas relacionadas