Popular Posts
Follow Us

FLOREAL DEL SOL

Un cuento del tío a gran escala

El predio casi abandonado de la avenida San Martín al 500, donde se iban a construir cuatro torres de 14 pisos y un hotel de lujo, encierra una historia oscura. Decenas de personas estafadas, documentos apócrifos, fondos incautados y un imputado prófugo.

  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares

Por FLORENCIA ALVAREZ
falvarez@dia32.com.ar

Aparecido de la nada, un grupo de empresarios desembarcó en Belén de Escobar con una idea que sonaba demasiado ambiciosa y hasta descabellada para una urbe como esta. No es que la ciudad no merezca emprendimientos inmobiliarios de alta gama, por supuesto, pero resultaba inimaginable un hotel de lujo en un lugar donde el turismo está casi inexplorado y la demanda de la clientela corporativa de las industrias de la zona no es tan alta ni de tan alto nivel como para justificar la inversión.

Aún así, en 2010 el proyecto Floreal del Sol fue anunciado con bombos, platillos y un entusiasmo exagerado. Se trataba de una megaconstrucción de seis torres inmensas, de 14 pisos cada una. En cuatro se construirían 48 departamentos de 2 y 3 ambientes para uso profesional y de vivienda. Las otras dos se destinarían para un prestigioso hotel, de 168 habitaciones en suite y 38 metros cuadrados.

El complejo contaría con todas las prestaciones: shopping center, gigantescos salones para conferencias, microcines, gimnasio con todos los chiches, spa, cava de vinos, golf, restaurants de cinco tenedores y piscinas climatizadas, entre otras ostentaciones.

El gerenciamiento y la administración correrían por cuenta de Mantra Resort, un grupo hotelero australiano con presencia en su país de origen, Nueva Zelanda, Hawái, Tasmania e Indonesia, que también estuvo más de una década en Punta del Este hasta 2015.

Mantra Resort se caracteriza por ubicar sus hoteles en destinos maravillosos, playas de ensueño, en ciudades como Melbourne, Sydney, Honolulu y una cantidad enorme de destinos exóticos. Es lógico preguntarse por qué una empresa hotelera de tamaña envergadura y con un concepto tan claro querría hacer una excepción e involucrarse con un proyecto en Escobar, cambiando el océano Pacífico por media manzana de la avenida San Martín.

Estaban acertados quienes desconfiaban de entrada. Era una estafa, orquestada y planificada minuciosamente.

La versión completa de este artículo se encuentra publicada en la revista DIA 32 de Diciembre de 2018.
Disponible en todos los puestos de diarios y revistas del partido de Escobar hasta el 3 de Enero de 2019 inclusive.

Notas relacionadas